Review

Pones una canción y entonces tienes que aguantar estos apabullantes argumentos….”no me gusta la voz”, “este grupo es igual que Vetusta Morla”, “no se entiende lo que dice”…
Esto me ha pasado 200 millones de veces cuando he intentado atravesar los oídos a algún amig@ con aquellos grupos poco conocidos para el común de los los mortales. Con esta simpleza de criterios les impondría yo a todos estos el sufragio censitario en unas elecciones democráticas y si fuese una de estas bandas me echaría a llorar..¡manda huevos!… métele horas al local, a la furgoneta, pon pasta de tu bolsillo, usa buen equipo, dedica tu esfuerzo y tu tiempo, suena de puta madre y aguanta el silencio administrativo, lo dicho, para echarse a llorar.
Esto es curiosísimo porque nunca en la historia de la música pop hecha en España hemos tenido la calidad de artistas musicales como tenemos ahora, y lo digo muy alto. La calidad de las interpretaciones en directo, la profesionalidad a la hora de afrontar las producciones, la riqueza de diferentes modos de sentir la música, lo bien estructurados que están los discos, la calidad de las letras….todo en definitiva, todo es ahora infinitamente mejor que lo fue nunca, y estoy tan convencido de ello que hasta me descojono cuando compruebo cómo mucho crítico y entendido no para de mirar hacia UK o USA a la hora de alabar las grandezas de muchas bandas que son de una vulgaridad preocupante, sobre todo en UK por cierto. Casi me entran ganas de decir que no me gusta Wilco, solo por joder, por ser un apestado e ir contracorriente…
En fin, hablemos de este “El Apocalipsis según Mucho“, para no sembrar dudas diré desde el principio que me parece de una calidad brutal, y me da igual si Martí no se pone muy cool con la voz aparentando beberse cada mañana 2 litros de anís el mono o si las letras no se entienden una mierda, ser tan bueno en las letras como Luque, Luis Brea o New Ramon no es imprescindible para ser un pedazo de banda y Mucho, lo es, es un pedazo de banda.
Este disco es tan rico en matices que con cada nueva escucha uno descubre nuevos cabos que había dejado sueltos y nuevos motivos para seguir disfrutando. Los arreglos son tema a parte, no recuerdo un disco reciente que contenga tan buenos arreglos de guitarra y con tan buen criterio a la hora de introducirlos. El despliegue en la parte teclados no es pequeño y durante muchas fases las instrumentaciones lo llenan todo tanto y con tanto orden que cuesta imaginarse como se pueden mezclar tantas pistas y que se entienda todo tan bien. Hay momentos muy setenteros como en “Lustroso alarido“, momentos más divertidos con “La larga risa del emperador” y aunque según sus autores, esta obra y su título nace de cierto temor a una posible hecatombe originada por el alto precio del petroleo, todo el disco rezuma vitalidad y energía, alegría en definitiva…
Espero que sean muchos los que se dejen atravesar por este Apocalipsis y por su puesto ardo en deseos de comprobar cómo funciona en directo, ¡que sea pronto!.
¡Ah! se me olvidaba, Mucho son ex Sunday Drivers, es su segundo disco y…bla..bla..bla..bla

VN:F [1.9.22_1171]
Valora esta noticia
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)



About the Author

Dani
Dani