Nuevo concierto de Rincones del Botánico en Gijón

Sr. Chinarro fue el protagonista de una nueva velada de los Rincones del Botánico en Gijón bajo una carpa que al artista sevillano le recordó a una boda.

No habían marido y mujer pero sí un buen puñado de canciones para la nostalgia más exacerbada con un público bastante joven en el que reparó Antonio Luque y al que dedicó varios comentarios con su humor habitual.

Y es que, pese a quien nos pese, los noventa son una década lejana y Sr. Chinarro puede presumir de haber sido uno de los precursores del indie en español. Son prácticamente 30 años en los que ha ido forjando una carrera musical con temas imprescindibles. Los tiempos han cambiado desde aquel payaso de la tele al que tomaron prestado el nombre. Nombre que no abunda en el circo de festivales pero, sin embargo, es un referente para todo el que aprecie el indie.

Por eso, su paso ayer por Gijón, solo a la guitarra, era una cita obligada para todo melómano orientado a este estilo, dejándose llevar por las letras costumbristas, los chascarrillos y la poesía implícita en sus letras. No se prodiga, además, Sr. Chinarro mucho por estos lares del Norte (la salvedad fue hace unos meses en Langreo, con banda), así que la oportunidad era una llamada a la acción en toda regla.

Arrancó con ‘El cabo de Trafalgar’, abriendo así con el LP ‘El fuego amigo’, sobre el que pesan ya 12 años; prosiguió el recital con la maravillosa y más reciente ‘Efectos especiales’ (‘El progreso’, 2016), ‘San Borondón’ (‘Presidente’, 2011) y ‘El lejano Oeste’ (‘El mundo según’, 2006).

Continuó este recorrido musical a través de ‘Tímidos’, perteneciente a ‘Ronroneando’ (2008). Con tal profusa carrera, no es de extrañar que pudiera saltar de álbum en álbum sin repetirse, algo que sirvió para tratar de trazar una línea entre todos sus trabajos, si bien, en todos los posteriores a 2003 parece subyacer un estilo tan implícito que resulta difícil hacer comparaciones más allá de canciones concretas.

Hubo también ocasión de escuchar algunos de los últimos temas de ‘Asunción’ (2018) como ‘De piedra’, dirigiéndose a continuación hacia canciones pasadas como ‘Esplendor en la hierba’, la onírica ‘Babieca’, ‘Famélicos famosos’ o ‘El rito’.

Este poeta del indie con tintes andaluces tiene en su haber temas como la sugerente ‘El rayo verde’, ‘Las pruebas’ pero sobre todo ‘Los ángeles’, una canción que se ata a lo cotidiano para espetar sentimientos mucho más hondos y universales, como el miedo o la soledad. Anoche sonó desnuda y actual, como sólo las buenas canciones saben hacerlo.

‘Quiero hacerlo mejor’, otro de los cortes del último álbum, sonó también más íntima con el único acompañamiento de la guitarra y voz de Luque, pero no desmereció.

Fue un concierto con pocas pausas y por eso Sr. Chinarro pudo completar el elenco de temas como ocurrió con ‘Todo acerca del cariño’ (‘¡Menos samba!’, 2012) o ‘Del montón’, donde el público trató de acompañar al artista: palmas bienintencionadas pero descompasadas en las que no dejó de reparar sin perder el buen humor. En el Norte no sabemos dar las palmas, aunque lo intentemos.

No hubo más preámbulos: ‘Una llamada a la acción’ precedió a ‘El alfabeto Morse’, que hubo de parar por un pequeño lapsus. Ni corto ni perezoso, decidió continuar con ‘María de las Nieves’ y, ahora sí, retomar la anterior.

El consabido bis trajo un par de clásicos de Sr. Chinarro para deleite de los fans, como son ‘El progreso’ y ‘Cero en gimnasia’, dedicada “para los que no pudieron venir en el ’99” dada su corta edad.

Luque cerró su concierto en Gijón con ‘La decoración’ y la antigua ‘El idilio’. Hubo una buena ración de nostalgia, sí, pero sobre todo hubo agradecimiento mutuo a un público respetuoso y a un artista que ha sabido mantenerse en sus trece en tiempos en que el marketing devora cada esquina y dicta sus leyes en busca del estribillo perfecto.

Sobre El Autor

Redacción Asturias

Periodista y melómana. Crecí con la música y no he parado nunca de aprender de nuevos sonidos y sensaciones. Amante también de las palabras, todo junto hace la canción perfecta.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Blue Captcha Image
Refrescar

*