Ya han acabado todas las semifinales de esta edición del Bala Perduda, y por lo tanto ya tenemos a los seis finalistas que se batirán en duelo el próximo 25 de abril en la sala Apolo. A continuación te contamos cómo se han desarrollado las tres últimas batallas

El Bala Perduda no deja de atraer a nuevos talentos y mostrarlos a todo el mundo, la fuente de formaciones de alto nivel parece inagotable. El alto nivel de esta edición sigue intacto y la dedicación de cada grupo impagable, la [2] de Apolo es testigo usual de todas las batallas de este concurso que no deja velada sin buena música. Hay que destacar a estas alturas que quizás es la edición más reñida hasta la fecha, habiendo una igualdad que no deja a nadie como claro favorito hasta el último segundo (recordemos las tres primeras semifinales aquí). El ganador de esta edición lo descubriremos el próximo jueves 25 de abril en la sala Apolo de Barcelona, como debe ser.

En la primera de estas tres semifinales, tuvimos el honor de participar como jurado especializado y poder votar a la banda que más nos sorprendió encima del escenario. Pudimos compartir puesto y opiniones junto a otros miembros de lujo del jurado y poner nuestro granito de arena, a un concurso que tiene el privilegio de contar con un maestro de ceremonias de altura como Joan Colomo. Esta primera velada estuvo igualada hasta el final y se pudo presenciar una remontada casi en la prórroga. Halley se hizo un hueco en la final con una puesta en escena ecléctica y bien elaborada. Una brillante producción que proyectó un seguido de visuales bien trabajados que acompañaron perfectamente sus ritmos urbanos y a su indumentaria. Supermeganada y Halley lucharon con paso firme hasta el último suspiro, imponiendo su garage descarado los primeros y el shoegaze los segundo. Una velada para recordar.

La quinta batalla puso la psicodelia en lo más alto y Teana se alzó con el triunfo frente a Catástrofe Club y a Relatiiv. El más puro estilo Tame Impala o Mac DeMarco, autopropulsó a Teana hacia la gran final. Ni el post-punk industrial de Catástrofe Club ni el desacomplejado nu-soul de Relatiiv, pudieron vencer a una banda que no titubeó.

El cierre de todas las semifinales empezó con Bright Joy, que a pesar de su escaso rodaje, brilló con su post-punk de tintes oscuros. Más tarde, Telescope se subió al escenario con sus paisajes psicodélicos basados en el pop o el rock de bandas británicas como Oasis. Pero los últimos en llegar fueron los vencedores, Egosex demostró que viene a por el título. Su saber hacer y estar, tanto líricamente como de producción, les merecieron un más que merecido últimos puesto en la final.

Y así con estos tres últimos nombres, se completa el cartel definitivo de la final del Bala Perduda 2019. Matote, Sunny Girls, Ominira, Halley, Teana y Egosex, son los protagonistas que lucharán el próximo 25 de abril para alzarse con el trofeo y los demás premios.

VN:F [1.9.22_1171]
Valora esta noticia
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Blue Captcha Image
Refrescar

*