Acudimos a la primera de las dos fechas que el artista madrileño ha agotado en la sala La Riviera de Madrid para presentar su último disco Todo va a salir bien (Warner Music, 2018), recopilatorio en directo con grandes amigos, que también pudimos ver sobre el escenario en la noche de ayer

Texto: Iñaki Molinos M

Fotos: Emi Picazo

Empezando por el principio diré que es imposible no alegrarse por el éxito de un tipo como Jairo Zavala, artista y persona humilde, comprometido con las causas sociales, y trabajador nato en su profesión. Viniendo desde abajo, colaborando con grandes bandas, aprendiendo hasta salir del nido y caminar en solitario, recorriendo la senda del cantautor para crear un estilo diferencial a caballo entre aquel y los más variados ritmos latino y centroamericanos. Todo eso es Depedro, y como su optimista visión de la vida, parece que todo iba encaminado a salir bien, aunque haya costado.

Y es que a parte de todos estos factores personales y artísticos que han permitido a Depedro llegar a donde está, también hay elementos artísticos y comerciales –olvidándonos de la concepción peyorativa del término- que no hay que desechar. Es por esto que hay que valorar muy positivamente el cómo y cuándo ha visto la luz Todo va a salir bien, un disco por el que desfilan grandes amigos y artista de la talla de Jorge Drexler, Luz Casal, Coque Malla, Vetusta Morla, Izal, etc. El cómo ya lo tenemos, y el cuándo -en uno de los mejores momentos de su carrera, para recopilar a los que le seguimos desde hace tiempo, y mostrar todas sus cartas a los que aún no han tenido el placer- es el idóneo y adecuado.

Con toda esta combinación, el concierto del pasado viernes era una victoria segura, y más conociendo la entrega y sinergia que crea Jairo con su público cada que sube a un escenario.

La naturalidad que caracteriza a Depedro le hace despojarse frecuentemente de corsés habituales del artista contemporáneo. Así, pudimos verle tocar junto a Manuel García, cantautor chileno encargado de abrir el concierto, antes de comenzar su propia actuación.

Gracias a un setlist variado e intenso, y la magnífica banda que le acompaña habitualmente, el de Aluche consiguió mantener un alto ritmo de concierto que fue de menos a más, con medios tempos iniciales como “Ser valiente” o “Hay alguien ahí”, donde disfrutamos del primero de los maravillosos solos de David Carrasco al barítono.

Tras este breve, pero rápido calentamiento en la banda, llegaba la primera de las bombas de la noche, “Nubes de papel” junto a Manu García –el primer invitado de la noche- incendió a un animada y repleta Riviera. Le siguieron grandes cortes como “Cómo el viento”, la fronteriza y desgarradora “DF” o la siempre melancólica “Déjalo ir”

La segunda visita de la noche corrió a cargo del bueno de Jorge Drexler, para interpretar “Tu mediodía”, en uno de los momentos más íntimos de la noche, donde una vez más se unieron continentes y se cruzaron charcos en una muy buena interpretación del artista uruguayo.

Poca importancia tuvo en la noche de ayer la dificultad para optimizar el sonido de la sala para con la banda, teniendo en cuenta el espectáculo ofrecido en temas como “El pescador”, con toda la formación tocando entre el público, en uno de esos de baile y magia que pocos artistas son capaces de generar, volviendo una vez más, a la infinita dosis de naturalidad con la que afronta cada concierto Zavala y compañía.

La exquisitez de “Te sigo soñando” y la magia indescriptible de la hipnótica “Diciembre”, mano a mano con Pucho de Vetusta Morla –es mejor verlo en directo, hazme caso- condujeron el show hacia su recta final, donde predominaron los ritmos bailables gracias a la rumba “Flores y tamales” y los fantásticos metales de “Hombre bueno” hacían moverse sin cesar a todos los presentes.

Momento para la despedida, “Don´t leave me now” junto al vozarrón de Amparo Sánchez y “Llorona” en perfecta comunión con cada uno de los invitados puso guinda al pastel que remató en los bises con “Panamericana” y el funky final de “Comanche”

Noche para la celebración, para celebrar la música de aquí y de allí, para disfrutar de un artista diferente, para festejar que todo va viento en popa para Depedro, y nosotros que nos alegramos.

 

VN:F [1.9.22_1171]
Valora esta noticia
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Blue Captcha Image
Refrescar

*