Pony Bravo - Gurú (Telegrama, 2019)
4.5Nota Final
Puntuación de los lectores: (0 Votes)

Seis años dan para mucho, pero Pony Bravo siguen pareciéndose a los Doors y un poco a Triana, sin pronunciarme sobre quién me gusta más. En su cuarto trabajo, los sevillanos continúan trabajando en su ecléctica mezcla entre la psicodelia estupefaciente y la tradición local. Sin embargo, la estabilidad sonora a tempo lento, en la que casi cuesta establecer una escucha activa, se rellena a través de contrapuntos de humor constantes. Los versos de Pony Bravo recuerdan a aquellos momentos en los cuales tu cerebro establece conexiones neuronales aparentemente sin sentido, pero que temáticamente se encuentran ligadas con una finura tan elegante como perturbadora. Mientras tanto, sus líneas instrumentales responden a un libre albedrío perfectamente coordinado.

Si bien con “De palmas y cacería” (Pony Bravo/El Rancho, 2013) el trío sevillano jugó con el factor sorpresa al dar un giro de 180º grados en cuando a sonido, en su nuevo álbum parecen regresar no solo a sus raíces (“Si bajo de espalda no me da miedo y otras historias”, Pony Bravo/El Rancho, 2010), sino también a su espacio geográfico con canciones como “La yerba mala”, “Errores son horrores” o la original versión de “Loca Mente” de Las Grecas. Parece, además, que han vuelto a recrear aquellas fábulas naturales y casi chamánicas que aparecían en sus primeras composiciones, como “Espectro de Jung”, la cual conocíamos anteriormente, o “Claro en la jungla”.

Pese a ello, el otro tercio del disco, y quizás el más importante, se encuentra más cercano al bar, y a la sátira social que se realiza en petit comité. Con “Piensa McFly” o “Relax y Rolex” el componente salvaje se entremezcla con las referencias más pop: el azote a la sociedad resulta casi imperceptible por camuflado en el humor escurridizo y en primera instancia superficial; sin embargo, el oyente con ganas de nutrirse no tardará en encontrarlo.

Gurú” es un álbum de escucha ritual, aunque esforzada. Sus significados podrían resultar tan obvios que podrías estar horas buscándolos sobre una psicodelia compleja y de asimilación lenta. Alguien dijo alguna vez que el humor absurdo pertenece a las personas más inteligentes. La sabiduría de Pony Bravo es universal.

Sobre El Autor

Redacción Madrid

No he cadenciado todavía.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Blue Captcha Image
Refrescar

*