Con bastante buena afluencia de público, la primera cita con el Tomavistas Ciudad de 2019, se produjo el pasado viernes 22 en la madrileña Sala Ocho y Medio. Aunque la cita grande de este festival será el próximo mes de mayo en el Parque Tierno Galván, el Tomavistas Ciudad mantiene ciclos de conciertos durante todo el año en distintas salas de toda España.

Texto: Isi Candelas

Fotos: Javier Portillo

Tomavistas Ciudad tiene el objetivo de ser uno de los altavoces para bandas emergentes y grupos independientes de lo más interesantes. En esta ocasión, el cartel prometía momentos delirantes por las bandas que se proponían en el line-up. Tres bandas muy distintas con sonidos distanciados entre sí, que respiran actitudes y conceptos propios: Melenas, Futuro Terror y Mujeres. Una noche muy emocionante y especial.

Eran casi las 8 de la noche y con puntualidad rigurosa, Oiana (voz y guitarra), Lauri (bateria), María (teclados) y Leire (bajo), las chicas de Melenas se presentaron en el escenario con la valentía necesaria para abrir la noche ante un público que venía con muchas ganas de disfrutar.

Melenas comenzó con actitud y buen rollo, empezando con canciones de su primer y único disco hasta la fecha (“Melenas” 2017). Interpretaron temas como Una tras otra”, “Tu me haces lo mismo”, “Volaremos”, “Alfajarín” y “Cartel de neón”, mucha esencia pop garagera que ya caracteriza su sonido.

Hicieron un repaso de su música durante 50 minutos, y presentaron varios temas inéditos que sonaban muy bien, temas que verán la luz en un nuevo EP el próximo 5 de marzo. Da gusto ver como evolucionan. Solo diré que eché de menos más presencia y fuerza en el escenario, pero la entrega y el buen entendimiento que hay entre la banda es indudable.

Eran algo más de las 9 de la noche, cuando los componentes de Futuro Terror pisaban ya el escenario preparando sus instrumentos, el público les acogía con la emoción y expectación en el cuerpo, la velada empezaba a ponerse interesante.

Futuro Terror, eran para mi los protagonistas de la noche, y es que la banda alicantina genera adicción desde el primer punteo de guitarra y el matiz de desencanto de brota de sus letras. Sus señas de identidad. 

Bajo una suave luz azul, daba comienzo el show. José Pazos (voz y guitarra) se situó en la parte izquierda del escenario, dejando el espacio central para el batería y el lado derecho reservado para Néstor Sevillano (bajo). Una composición triangular que otorgaba el mismo protagonismo visual a los 3 integrantes.

Desde los primeros acordes de “Tumba de cristal”  (“Precipicio”, 2017) empezaron a fraguarse los primeros pogos, que durarían el resto de la noche y cuya intensidad y número de participantes iría in crescendo. Casi todo el protagonismo se lo llevó su tercer álbum: “Precipicio” (2017), del cual interpretaron “El paso Dyatlov”, “Aelita”, “Urgentes”, “Insectos” y “Precipicio”. No faltaron canciones que les acompañan desde sus orígenes como “María Orsic” (“Futuro Terror”, 2014).

Futuro Terror, un grupo que ha sabido aprovechar las tablas que les ha dado un público que exige un nivel de intensidad muy alto. 

10.00 de la noche y era el turno de la banda catalana MujeresDiez años de trayectoria a sus espaldas, hacen palpable las tablas y el carisma que derrochan con el público en todo momento. El espectáculo que proponen es divertido, frenético, es fácil dejarte envolver por la atmósfera desenfadada que provocan.

Con una gran habilidad musical, Mujeres inició su concierto con temas como “Vete con el”“Siempre eterno” o “Aquellos ojos”. Desde la primera canción me costó enormemente seguir el concierto, los pogos se convirtieron en un auténtico deporte de riesgo…  por suerte, me encontraba camuflada entre las primeras filas, pero, aun un así, a duras penas pude seguir el desarrollo de cada canción.

A medida que avanzaba el espectáculo, el nivel de euforia colectiva iba subiendo, hasta tal punto que algún espontáneo del público se subió a las tablas, incluso Leire (bajista de Melenas) también hizo suyo el escenario, marcándose un pequeño baile para seguidamente abalanzarse sobre el público. Quitando los inevitables pogos, Mujeres me dejaron un muy buen sabor de boca, disfruté especialmente con “Romance Romántico” (tema que ha visto la luz hace unos días) y “Un sentimiento importante”, y es que es difícil no disfrutar con el acogimiento con el que cobijan al público y el ambiente festivo que transmiten.

Antes del final, agradecieron compartir escenario con Melenas y Futuro Terror y no faltaron alabanzas hacia el equipo técnico de la sala para que todo saliera fetén. Se nota la complicidad y el buen rollo que hay entre las bandas.

La cita perfecta de un viernes a la que no podíamos faltar.

 

Sobre El Autor

Redacción Madrid

Me intereso, hablo (mucho), opino, investigo, planifico, escribo... en este desorden. La música es una de mis fuentes de alegría diaria, la siento y escribo sobre ella a mi manera.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Blue Captcha Image
Refrescar

*