Entrevistamos a Dolorosa. Tras este nombre, que de primeras puede causar controversia, se esconde uno de los mejores grupos pop del panorama nacional

Fotos: Raquel Calaco

Dolorosa son una banda granadina compuesta por seis músicos espléndidos: Natalia Muñoz (voz), el polifacético Raúl Bernal o Jean Paul, músico-literario, compositor y voz, (colaborador de muchas bandas como músico de estudio, ha estado inmerso en otras aventuras como Grupo de Expertos Solynieve o Sr. Chinarro), Antonio Lomas (miembro de Grupo de Expertos Solynieve además de ex-Lori Meyers), Fran Ocete y Chesco Ruíz (ambos en la banda hermana Brío Afín).

Con estas raíces, Dolorosa es una banda en estado de gracia, con un sonido estimulante cuya letra sana heridas y sacude demonios personales. Su sonido se compone de juegos de voces cargados de luminosidad, beben de muchas fuentes pero persiguen un sonido único que deje un hondo calado en el oyente. Con motivo del lanzamiento de su segundo LP Un gran presentimiento”, hemos querido bucear en el introspectivo y personal mundo de Dolorosa. A la cita acudían sus portavoces: Natalia y Raúl, dos músicos con personalidad cuya charla fluye, y nos dejan asomarnos al alma que hay detrás de esas canciones.


¿Podéiss contarme de dónde viene vuestro nombre? No es un nombre muy neutro…

Natalia: Dolorosa nos parece una palabra muy sonora, nos gusta cómo suena y cómo se ve escrita. Además tiene el componente femenino, ya que yo soy la cara visible del grupo, y también es un nombre un poco ambiguo, puede significar muchas cosas para cada persona. Creemos que representa a todo el grupo, no solo se ha personificado en mi.

Este es vuestro segundo álbum en dos años, ¿cómo hacéis para ser tan prolíficos?

Raúl: En dos años hemos hecho dos discos y un LP. Creo que es lo natural, lo normal… un músico tiene que hacer canciones, ese es su trabajo. No es nada excepcional que tengamos material y que vayamos también un poco por delante de los discos. No hay que esperar a que salgan los discos para meterte de nuevo en un proceso de composición, sino que el proceso de composición empieza cuando acaba la última canción. A partir de ese momento tienes vía libre… Has dejado atrás unas vivencias, una historia… Desde el momento en que cierro la última canción, aunque no se hayan grabado, empieza el proceso compositivo de lo nuevo.

¿Cuál es la evolución de este nuevo material?

Raúl: Ha sido una evolución natural, lógica, ha ido de la mano con nuestra vivencias personales y como músicos. Estamos en constante búsqueda de nuevas canciones, de nuevos sonidos, nuevos grupos, somos melómanos y consumidores de música… Escuchamos todo lo que podemos.

¿Podrías decirme qué escucháis? ¿Tenéis referencias que seguís como un mantra?

Raúl: Cada uno de nosotros tiene ahí sus pilares. Yo intento escuchar todo lo que me crea necesidad, desde música clásica hasta el último disco de un cantautor catalán. Hay que saber lo que pasa por ahí, saber de dónde venimos y adónde vamos, saber dónde estás para desenvolverte desde ese punto.


Raúl, eres tú quien compone la letra de las canciones. ¿Cómo lleva el resto del grupo algo tan personal?

Natalia: A mi Raúl siempre me presenta las canciones cuando ya tiene la idea, ya que la voz principal soy yo, y hasta ahora, no hay ninguna canción con la que yo no me haya sentido totalmente identificada. Raúl es amigo mío desde hace más de diez años, me conoce perfectamente y sabe en qué momento estoy, da siempre en tecla.

Raúl: Somos una banda e intentamos que todo el mundo que está involucrado en esto, que lo sienta suyo de alguna manera. Hablo de inquietudes comunes que tenemos todos. Es un poco mimetizarnos unos con otros, tenemos las mismas inquietudes, rondamos las mismas edades, somos de la misma generación y sabemos cómo nos sentimos porque tenemos contacto diario.

¿Cómo es vuestro proceso compositivo? ¿Cómo personalizáis y le dais vuestro toque a las influencias de las que bebéis a la hora de hacer música?

Raúl: Lo primero es liberarnos de prejuicios, no intentamos parecernos a nada. Nuestro único filtro es el listón que nosotros mismos nos ponemos, que es el tener algo propio. Obviamente tenemos influencias, pero perseguimos ser reconocibles por lo que decimos, por cómo lo decimos y por nuestro sonido, que desde un principio nació de forma natural. El proceso creativo es con toda la banda. Alguien hace una canción en casa, en ese momento se presenta a la banda y cada uno coge un cachillo de la canción y la hace suya. Es en ese momento cuando la canción deja de ser del compositor, la banda la hace suya, algo muy necesario, de otra manera no sería creible lo que oímos y lo que creamos. Desde ese momento, cada canción vuela libre…

¿Qué viene primero, letra o melodía?

Raúl: Normalmente lo hago todo a la vez, no tengo un proceso sistemático. Intento darle la misma importancia a las dos cosas porque creo que la tienen, por eso me gusta que avancen las dos a la vez. Cuando te atascas con la armonía con los acordes… prefiero no seguir avanzando en la letra porque hace falta que vayan juntas. Todo parte de una idea, de algo que quieres decir, de un sentimiento y otras veces la canción va surgiendo sola, vas descubriendo poco a poco de qué va hablando…

Habláis de temas candentes en nuestra sociedad. ¿Para vosotros el arte es un medio de denuncia? En vuestro último LP encontramos temas como “ El Capitalismo”, que nos invita a reflexionar…

Natalia: Nosotros creemos que el arte debe representar a la sociedad y al momento en el que se vive. Hay otros artistas que no, hay pinturas en las que solo se ven cosas bonitas pero el arte también tiene esa función de presentar el mundo en que se vive.


Sí, el mundo de la música es más libre, hay menos censura que en el cine, por ejemplo. ¿Qué os parece?

Raúl: ¡Bueno..! (risas) Hay compañeros en la cárcel… es decir, que hay una censura importante. Al final el mando lo tiene el propio artista y es él quien decide si quiere tener censores o no. En la música pasa igual, nosotros queremos tener todo el control de nuestro trabajo y jamás nadie se ha metido en nada. El arte tiene que ser libre y también tiene que molestar. Para nosotros es un compromiso con tu tiempo, con tu sociedad, con tu generación. Cuando creas cosas, van saliendo pensamientos que quieres compartir o te preocupan, al final es sacarte la mierda de dentro, igual que podemos estar jodidos por un desamor podemos estarlo porque hayan echado a nuestros amigos fuera del país…

Cambiando de tercio… Granada es un hervidero de artistas. Bajo vuestro punto de vista, ¿creéis que hay más cultura musical? ¿Qué lo fomenta? ¿Que Dolorosa haya nacido en Granada os ha abierto puertas?

Natalia: Nosotros no pensamos que haya algo más que se haga en Granada que en el resto de ciudades. Sí que es verdad que hay muchos grupos y al final la música genera más música. Hay muchos bares donde nos reunimos los músicos… se va creando un tejido musical que existe desde hace muchos años. Es cierto que cuando la gente se entera de que eres de Granada dice: ¡Ah! en Granada siempre pasa algo… Te miran de otra manera.

Raúl: Las cosas desde fuera se ven diferentes. Parece que Granada es la gran explosión de la creatividad y lo cierto es que es una ciudad en la que hay pelear mucho, es el culo del mundo. Cuesta mucho hacer algo en Granada. Lo que tiene es mucha afluencia juvenil y una gran historia de la música española que ha salido de ahí. Las cosas se crean en las noches, en los bares y escuchando música. Mucha inquietud, hay gente aburrida en el buen sentido, además de inquieta y con ganas de hacer cosas… Pero nosotros lucharíamos de la misma manera si el grupo hubiera nacido en otro sitio.

Natalia: Granada es muy pequeña, y es nuestro círculo en el que nos movemos. A nosotros tampoco nos sorprende tanto como la gente que lo ve desde fuera.

Raúl: Entre bandas somos amigos, y nos conocemos todos, se hace piña. Nos ayudamos en lo que podemos.

Natalia: Coincidimos en los locales de ensayo, en el supermercado…

Volviendo al disco, ¿en qué os gustaría que desembocase? ¿Estáis satisfechos con la acogida que está teniendo?

Natalia: Estamos contentos con el resultado. Hasta ahora solo se ha estrenado el tema “Pasar la tarde” y por ahora las sensaciones que tenemos son buena. La gente está recibiéndolo con muchas ganas, como siempre que sacamos material nuevo. No podemos pedir más.

¿Qué os gustaría que pasase ahora que estáis girando?

Raúl: La posibilidad de estar juntos haciendo lo que nos gusta, y eso es una victoria para nosotros.

Desde aquí, feliz gira, Dolorosa.

VN:F [1.9.22_1171]
Valora esta noticia
Rating: 10.0/10 (2 votes cast)
Dolorosa: “El arte tiene que ser libre y también tiene que molestar”, 10.0 out of 10 based on 2 ratings

Sobre El Autor

Redacción Madrid

Me intereso, hablo (mucho), opino, investigo, planifico, escribo... en este desorden. La música es una de mis fuentes de alegría diaria, la siento y escribo sobre ella a mi manera.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Blue Captcha Image
Refrescar

*