Future Islands presentó su impecable directo en Barcelona con un Samuel T. Herring desatado y con un público entregado al 100%

Future Islands son algo más que música: son nostalgia, son carisma, son personalidad, son calidez, son melancolía, son alegría e infinitas cosas más. Todo esto lo demostraron en la clausura del Guitar Bcn 2018 en la sala Razzmatazz, pocos días después de llegar desde la convulsa edición del Mad Cool, donde ellos salieron totalmente victoriosos y nosotros te vamos a explicar el porqué.

Teníamos ganas de ver a Herring y a su banda, y con razón, porque desde que la voz cantante hace acto de presencia no puedes quitarle los ojos de encima. En el escenario es un auténtico vendaval nervioso, repartiendo todo su amor incondicional a golpe de bailes, movimientos esperpénticos y una voz al alcance de muy pocos, introduciendo esos sonidos guturales característicos e interpretando estribillos capaces de llegarte muy adentro. Cada golpe que el americano se daba en el pecho en señal de gratitud se escuchaba y se sentía hasta el mismo centro de Barcelona. Su entrega fue en consonancia con la del público y se produjo una especie de comunión entre las dos partes; algo así como si tú me das yo te lo devuelvo multiplicado por tres. Si la leyenda de Samuel T. Herring era alargada, ahora ya sabemos que se ha quedado corta.

Future Islands tuvieron como teloneros a Hurray for the Riff Raff, una banda de auténtico lujo que supo calentar a los presentes con su música pulida y llena de detalles, con su cantante Alynda Segarra llevando las riendas de la banda con aplomo. Cerrando el repertorio con uno de sus temas más conocidos, “Pa’lante”, broche final que dejó muy buen sabor de boca.

Queremos recordar que el concierto de los americanos estaba programado para realizarse en El Poble Espanyol, pero finalmente tuvo lugar en la mítica sala de la Ciudad Condal. Un cambio que seguramente fue beneficioso para todos, ya que la conexión que se produjo entre todos los asistentes y la banda hubiera sido más distante. Sea como fuere, la banda se subió al escenario con todo el público enchufado desde el minuto uno. Sin fisuras ni apenas descansos. Con botes, bailes e interacciones constantes. Adrenalina pura.

Cada acorde que precedía a cada canción y, a consecuencia, cada golpe de cadera, era capaz de producir el éxtasis. Mención especial a “Ran”, el primer hit de los recientes que supo encandilar y se asomó muy tempranero en el repertorio. La sola presencia de un hiperactivo Herring compensaba la inactividad de sus acompañantes en el escenario, dedicándose íntegramente a tocar sus instrumentos. Detalle que iba en consonancia con una decoración muy sobria, con una tela dorada de fondo que no hacía más que añadir clase a la actuación, otorgando el protagonismo único al cantante que se bastaba solo con su micrófono. Casi todos los hits hicieron presencia en las dos horas de duración del concierto, “A Dream of You and Me”, “Seasons (Waiting on You)”, “Walking Through That Door” o “Long Flight”. Y cada una de ellas fue capaz de transformar una cálida noche de lunes en una fiesta llena de emoción para el recuerdo. Sin duda, el mejor broche final para esta edición del Guitar Bcn.

VN:F [1.9.22_1171]
Valora esta noticia
Rating: 9.2/10 (6 votes cast)
Future Islands o cómo convertir un concierto en oro, 9.2 out of 10 based on 6 ratings

Sobre El Autor

Directores - Barcelona

Somos Andrea y Xavi, periodista y diseñador gráfico. Dicen que un día sin sonreír es un día perdido. Pues nosotros somos más de pensar que un día sin música es un día perdido, por eso lo escribimos. También nos gusta Ryan Gosling.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Blue Captcha Image
Refrescar

*