Entrevista con la banda gallega quien recientemente ha publicado ‘Cálida’

Diego Castro, guitarra y voz de Disco Las Palmeras!, responde a las preguntas de EL PERFIL DE LA TOSTADA. El próximo 2 de marzo el grupo tocará en el Esmorga Fest de Sarria (Lugo).

Repetís en el Esmorga Fest jugando en casa. ¿Qué recordáis de vuestro paso por el festival en 2016 para presentar ‘Asfixia’?

Para nosotros es muy especial, yo soy de Sarria y hasta hace muy poco ensayábamos allí, además es el mayor evento del año por allí, así que es una auténtica fiesta para nosotros. La presentación de ‘Asfixia’ fue muy divertida, tocaban muchos amigos: Juventud Juché, Perro, Belako… La cosa se acabó desmadrando y se subieron a cantar con nosotros, estuvo genial.

Venís con un nuevo disco bajo el brazo, ‘Cálida’. ¿En qué ha avanzado Disco Las Palmeras! en estos 3 años desde el anterior trabajo -con la excepción del sencillo ‘Sección de autoayuda’ que sacásteis en 2016-?

En todo, ‘Cálida’ ha sido nuestro disco más trabajado en todos los sentidos. Hemos querido dar un giro muy grande, el proceso ha sido muy largo; primero hicimos un gran esfuerzo mental y comunicativo para ver hacia dónde íbamos a tirar. Cambiamos nuestra manera de crear: antes yo llegaba con las canciones y las montábamos en el local. Para este disco grabé las canciones en el estudio de Julián, sólo guitarra acústica y voz, y fuimos trabajando sobre eso. Íbamos grabando guitarras, batería, sintetizadores, samplers, loops, cajas de ritmos, theremín… Fue una locura, pero muy divertido. Esto se lo pasamos a Erik Wofford y fuimos preproduciendo el disco antes de ir a Austin. Fue un proceso largo y duro, pero muy enriquecedor y no podemos estar más contentos con el resultado.

Habladnos un poco más de ese último largo. Veníais ya con la experiencia de tres discos anteriores. ¿Cómo apreciáis que ha sido vuestra trayectoria? ¿’Cálida’ es algún punto de inflexión para la banda o seguís una línea continuista con el estilo que os gusta?

Es un punto de inflexión total. Ha sido casi un borrón y cuenta nueva. Teníamos clarísimo que queríamos hacer cosas nuevas. Con ‘Asfixia’ nos quedamos muy contentos, pero fue el fin de una etapa, este disco ha sido como volver a nacer.

Seguro que precisamente la experiencia también se cuela a la hora de componer, grabar y tomar decisiones a la hora de encarar un nuevo disco. ¿Todo esto se refleja en ‘Cálida’?

Claro, teníamos muy claro como queríamos que fuese este disco, hemos cometido errores en discos anteriores que no queríamos repetir, pero también probar muchas cosas nuevas que nunca habíamos probado o que habíamos probado tímidamente y queríamos desarrollar, sin los discos anteriores no estaríamos tan preparados.

Hasta ahora sólo conocemos la canción ‘Hoy’. ¿Habrá más adelantos? ¿En qué fecha se publicará el disco?

Te puedo decir que habrá un par de adelantos más y que el disco saldrá en primavera, pero no te puedo adelantar más…

¿Nos podéis contar algo más de él, como cuántas canciones lo componen o si ha habido alguna colaboración especial?

En este disco no ha habido ninguna colaboración, todo lo hemos hecho nosotros tres y serán 12 canciones.

¿Y en vuestros directos? ¿Ha cambiado la sensación de pisar el escenario con respecto a vuestros inicios?

Ahora somos más profesionales, llevamos cientos de conciertos y eso se nota mucho, pero para este disco va a ser en muchos aspectos un volver a empezar, ya que hemos incluido nueva instrumentación y cambian muchas cosas con respecto a nuestros discos anteriores que nos han obligado a hacer muchas modificaciones.

Esta pregunta empieza a ser repetida, pero ¿qué pasa en Galicia con la escena musical que nos está dando tanto? Y otra pregunta relacionada: ¿Creéis que el hecho de estar en el norte puede ser impedimento para triunfar a nivel nacional frente a la visibilidad que un grupo pueda tener en Madrid o Barcelona -a nivel de actos promocionales o conciertos, por ejemplo-?

En Galicia ya hace bastantes años que salen constantemente grupos, hay una generación de gente que tiene muchas cosas que decir y que se organiza muy bien, proyectos como La Melona, la Seara, Liceo Mutante, La casa Tomada, Matapadre, Wos y muchos más han dado una pequeña infraestructura. Pero sí, es mucho más difícil para las bandas gallegas que para bandas de Madrid o Barcelona trascender. Ellos tienen la ventaja de estar en las ciudades más importantes del país, hay más medios, más público, lo que exige esfuerzos extra para las bandas de Galicia. Aún así, la escena goza de una excelente salud.

El último disco como nos contabais antes lo grabásteis en Estados Unidos. ¿Por qué? ¿Qué os aportó?

En realidad fue circunstancial, teníamos que ir a tocar al Ruido Fest a Chicago y pensamos en aprovechar la visita al máximo. La primera opción era girar allí, pero no nos pareció la mejor idea tocar para todos los camareros de Estados Unidos, así que pensamos en la opción de grabar. Miramos productores que nos gustaban y hablamos con Erik Wofford. Le gustó mucho la banda y nos puso todas las facilidades.

Siempre nos había apetecido hacer un disco allí y ver cómo trabajan. No creemos que no se pudiera hacer en España muy bien, pero queríamos ver con nuestros propios ojos cómo sería hacerlo allí y resultó una enorme experiencia. Erik había trabajado con muchas bandas que nos apasionan y grabado grandes discos (The Black Angels, M Ward, Explosions in the Sky, Bill Callahan, Daniel Johnston…) y además su estudio tiene un equipo espectacular y un backline que no es nada fácil encontrar en estudios por aquí, sintetizadores de todo tipo, guitarras, amplificadores, teclados… Era una locura, siempre sacaba algo que no esperábamos y que resultaba ser la bomba. Además se implicó mucho, nos recomendaba cada guitarra, cada sinte, eso se nota en el resultado, pero además fue muy divertido.

Tras haber tocado en festivales de Texas y Chicago, contadnos: ¿Fue muy diferente a España? ¿Cómo recibe el público estadounidense vuestra música y compuesta en español?

En realidad fueron muy distintos entre sí. El SXSW es más una feria que un festival, allí va gente de todo el mundo a descubrir bandas así que son muy receptivos a nuevas propuestas. Los conciertos son en sitios más pequeños así que nuestros tres conciertos fueron en salas, el público era muy cercano, se te acerca mucha gente a hablar tras los conciertos. El Ruido Fest de Chicago es otra cosa, es un festival muy grande, van unas 20.000 personas, con grandes escenarios, es un poco más frío en la relación con el público. El trato del festival en cambio sí es muy cálido, nos trataron como a estrellas y nos cuidaron con mucho mimo. Además, el festival es completamente en español, por lo que el 90 por ciento del público es latino.

En general el público en EEUU es muy entusiasta, aplauden muchísimo y van con muchas ganas de pasarlo bien, la gente disfruta mucho de los conciertos, interactúan mucho con los artistas y gritan mucho.

Si pudiérais hacer una colaboración con algún artista (del estilo que sea, nacional o internacional, vivo o muerto), puestos a soñar, ¿quién sería?

Nos encantaría hacer algo a medias con Aries, nos parece que tiene un talento brutal, canta como los ángeles, además es encantadora y la queremos muchísimo.

Nos encantan las recomendaciones. ¿Nos decís qué escuchan los miembros de Disco Las Palmeras! cuando están de buen humor?

Pues he comprobado lo último que he escuchado online y son: The Avalanches, Aries, Cala Vento, Fasenuova, Roosvelt, El Niño de Elche, María Arnal y Marcel Bages, Svper, Jay, The go! Team, Slowdive, La Plata, For Against, Curtis Mayfield, Beastie Boys, Beck…

Sobre El Autor

Redacción Asturias

Periodista y melómana. Crecí con la música y no he parado nunca de aprender de nuevos sonidos y sensaciones. Amante también de las palabras, todo junto hace la canción perfecta.

Artículos Relacionados

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Blue Captcha Image
Refrescar

*