Asistimos al concierto de David Thomas Broughton el pasado 8 de noviembre en el Centro Cultural Galileo.

Fotografías: Javier García Nieto

El proyecto de David Thomas Broughton consiste en un hombre con su guitarra. Sin banda, ni ningún tipo de apoyo. Parecería que nos encontramos ante la más pura canción de autor, de aquella de los tiempos en los que Dylan no ganaba el Premio Nobel y no tenía un público que superase la docena. Parecería, para quien esté poco informado, que Broughton pertenece a la new wave de la canción de autor en la que solo se habla de parecidos razonables. Sin embargo, aquel que piense esto, se equivoca.


La actuación que Broughton dio el pasado 8 de noviembre se aleja de todo concierto estereotipado, para acercarse a la performance o al teatro. De hecho, la postura del músico en el escenario es casi quijotesca, irrisoria, una parodia de todo aquello a lo que Broughton se asemeja inicialmente. Acompañado de una guitarra, un micrófono de juguete y una mesa de mezclas, el verdadero elemento de su performance es un humor inglés muy fino.


Ejemplos de esto podrían ser el comienzo del concierto, cuando el compositor comenzó cantar y tocar para, acto seguido, resaltar que todo se trata de un playback, en el que, a través de las grabaciones que el mismo realiza en directo, conforma una amalgama de sonidos que provocan una interpretación diferente en cada concierto. En este sentido, podría asimilarse Broughton a un John Cage de la canción de autor, interpretando un 4’33’’ en el que participan tanto el artista como en publico. Destacable es, también, el momento en el que el compositor se pasea por las butacas con la mirada fija en los espectadores, perturbando a los mismos a través de un canto a capella.


En este sentido, podría considerarse al músico como una parodia de las canciones de autor, pero con la sutileza de la experimentación contemporánea. Algo similar a lo que hizo Miguel de Cervantes con su novela mas prolífica, pero en el ambiente mas folclórico del siglo XXI: el cantautor, el nuevo caballero.

VN:F [1.9.22_1171]
Valora esta noticia
Rating: 10.0/10 (4 votes cast)
Broughton, 4'33'' y un lugar de la Mancha, 10.0 out of 10 based on 4 ratings

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Blue Captcha Image
Refrescar

*