Luther Russell presentó en acústico algunos de los temas de sus 30 años de trayectoria

Por Gorka Martín

Sobre las ocho de la tarde comenzaba la presentación en acústico del recopilatorio de Luther Russell para el sello independiente bilbaíno Hanky Panky Records en el Colegio de abogados.

El polifacético trovador, productor y multi-instrumentista de Los Angeles desgranó un amplio repertorio durante aproximadamente 90 minutos, presentando los temas referentes a toda una trayectoria de 30 años (se dice pronto). Comenzó por la época con los Freewheelers con un rock de raíces americanas y entre canción y canción iba contando curiosas anécdotas sobre los clubes donde por aquel entonces tocaban, cómo ellos mismos vendían las entradas para su show o cómo cedió el suelo de un escenario en plena actuación, amenizando y acompañando casi siempre estas vivencias con la guitarra acústica de fondo.

Hay que reconocerle mérito y tablas sobre el escenario, pues resulta difícil adaptar un repertorio tan ecléctico al formato acústico, cambiar varias veces de registro durante la actuación y defenderlo tan dignamente. Creándose un ambiente íntimo y una buena comunión entre Luther y el respetable que concurrió el agradable salón del Colegio de abogados, todo un descubrimiento para mí.

Centrándome de nuevo en la actuación, Russell siguió avanzando en el orden cronológico del repertorio hasta hacer un pequeño receso por la rotura de una cuerda de la guitarra, algo que solucionó rápidamente para llegar a ‘Everything you do’, uno de sus últimos temas editados en 2011, a la espera de la salida de su nuevo disco y de varios temas que ya paladeamos en el recopilatorio con 41 temas en CD y vinilo que ha sacado Hanky Panky Records. De vuelta a casa en el coche, pude disfrutar de un sonido con banda, ya enchufado, más contundente que el acústico que me convenció en directo.

Sobre El Autor

Melómano empedernido desde la niñez. Quizá algo influenciado por las generaciones anteriores, pero con un amplio y ecléctico espectro musical ampliado a base de escuchar durante los kilometros que llevo a mis espaldas. ¿Que sería de mí sin la música?

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Blue Captcha Image
Refrescar

*