Todavía nos dura la resaca murciana pero te contamos como fue la primera edición del WAM Estrella de Levante (recordado como el antiguo SOS 4.8).

cartel-wam-por-dc3adas

Y es que echando solo un vistazo al cartel ya prometía ser un festival de contrastes y así fue. A pesar de llenar salas pequeñas durante toda la semana, plazas y salas de cines con proyecciones, el viernes 5 y sábado 6 se esperaban los platos fuertes ya que el recinto de La Fica se llenó de 45.000 personas dispuestas a pasarlo en grande.

El viernes con la caída del cartel de Sidonie, anunciado un día antes, tomaban el relevo los locales de Viva Suecia, que venían de reventar la Ocho y Medio en Madrid unos días antes, y aunque el sol pegaba con fuerza en el escenario principal Estrella Levante, las guitarras sonaban potentes bajo sus gafas de sol. Puede que el público asistente a pesar de ser paisanos de los músicos todavía no les conocieran lo suficiente o que un concierto a las 19.30 todavía no conseguía calentar al público pero lo cierto es que hasta que no llegaron “Bien por ti”, “Hemos ganado tiempo” o “Permiso o Perdón” no parecía que el ambiente entre los asistentes cuajara del todo. Cierto es, que con estos tres himnos el público se despertó y solo conseguimos ver un manto de brazos y cabezas saltando.

Niños Mutantes eran los siguientes en el escenario Thunder Bitch, presentando su nuevo disco “Diez” y tal vez por eso notamos la escasez de algunos de los temas de siempre. Caía la noche y se empezaba a notar la afluencia de gente, sobre todo para uno de los platos fuertes de la noche, los americanos Future Island, que eran los siguientes en el escenario principal y con los que parecía que empezaba el bloque potente del viernes. Samuel T. Herring y sus característicos bailes como si fuese un bailarín ruso y sus gritos guturales mas vistos en conciertos de heavy metal hacen de la banda algo casi épico. Y puntuales llegaron los vascos Belako rompiendo el silencio con sus potentes guitarras de post-punk electrónico. Probablemente fue uno de los conciertos más intensos y con más fuerza de todo el fin de semana.

belakowam

Otra de las bajas del festival fue Joe Crepúsculo que fue remplazado por las chicas de Las Chillers, que desconociamos por completo, pero que nos atraparon desde lejos escuchando esos éxitos que todos hemos bailado en las verbenas pero con tintes de una gran banda de rock. Y mientras bailabamos temas como “Cuando zarpa de amor” o “Quiero besarte” nos encontrabamos entre el público a Josu Ximun Billelabeitia el guitarrista de Belako que no dejó de saltar y bailar como uno más con los temas temas pachangorock de Las Chillers.

Seguía la música en los demás escenarios y como no, de las bandas murcianas, ya que llegaba el turno de Second, puede que hasta ahora la más consagrada de todas. Fangoria ocupaba el escenario principal y el público se volvió loco bailando las canciones que seguramente todos tarareamos más de una vez a pesar de ir a ver a los grupos más rock del festival.

Caía la madrugada ya y a las 02.45 salía un Tom Smith enigmático y elegante para deleitarnos con uno de los ya consagrados como himno, “Marching Orders” y es que a pesar de las horas, Editors consiguió reunir allí a un gran número de público, tal vez porque eran muchas las personas que se habían desplazado a la Región de Murcia sólo por ver el concierto de los de británicos, y no decepcionaron con un setlist cargado de misticismo, rock y electrónica.

editorswam

Y llegaron Ojete Calor con su subnopop a divertir al personal. Era imposible no preguntarse qué pensarían las bandas previas a Areces y Gómez al ver semejante espectáculo. Evidentemente, tienes que tener sentido del humor para disfrutar de éste concierto, ya que entre sus letras es imposible que no te sientas identificado. “Viejoven“, ese himno que nos ha calado a los treintañeros y que hemos adoptamos como nuestro.

Y con la sonrisa puesta llegamos al final del viernes, ya que nos esperaba el rock en las plazas por la mañana al día siguiente.

La plaza de la Universidad de Murcia se llenó de lo más rockabilly de la zona y es que Los Mambo Jambo llegaban con su “Sonido Jambofónico”, una combinación de rockandroll, R&B, surf rock y swin. Y es que a pesar de que el público buscara la sombra y las primeras filas estuvieran casi vacías en la plaza se notaba el buen ambiente y las ganas de fiesta mañanera. Y es que después llegaban The Excitements con la voz arrolladora de su cantante y su contoneo sensacional.

La tarde caía en La Fica y fue Annie B. Sweet la encargada de amenizar la merienda, ya que a las 18 de la tarde no eran muchos los que todavía se habían acercado al recinto para empezar la segunda jornada del festival. Tal vez fue con L.A donde se empezara a notar la afluencia de gente y es que eran muchos los que coreaban las canciones de la banda mallorquina. Momento destacable fue cuando tocaron “Stops the clocks” y el público además de cantarla con la piel de gallina respetaron un silencio que se hizo mágico.

Y en el escenario principal era La Habitación Roja los que ponían ritmo antes de que llegara el turno de otros murcianos, los Noise Box que sorprendieron con su intesidad y su fuerza creando texturas y atmósferas como si de un grupo consagrado se tratara. Mientras, en el escenario Thunder Bitch era Shura la que cautivaba a los allí presentes. Con sus pop electrónico se confirma como una de las grandes revelaciones del synthpop femenino.

Y casi a las 22 de la noche llegaba el plato fuerte del festival. Con un despliegue de pantallas y luces muchísimo mayor que cualquier otra banda y una duración mucho más larga que el resto, llegaron Lori Meyers a dejarse la piel en Murcia. Y a pesar de presentar canciones del nuevo disco que no parecen ser carne de festival (ellos mismo pidieron “perdón por tocarlas”), el público estaba entregadísimo y desde “Siempre Brilla el Sol” hasta los éxitos de siempre como “Emborracharme“, “Luces de Neón” o “Mi Realidad” fueron coreadas y bailadas por los asistentes con ansias de festival. Y es que los granadinos son una apuesta segura.

loriwam

Varry Brava presentaba su reciente disco “Safari Emocional” y no defraudaron. La banda pop supo poner a bailar a todos los asistentes. Poco después llegaron Orbital, otros de los cabezas de cartel, encandilando a todos los fans de la electrónica y es que fue el WAM el escenario elegido para volver a juntar a la banda después de 5 años de parón.

Los suecos The Sounds salian como un torrente al escenario, sobre todo su cantante Maja Ivarsson que está llena de energía y a pesar del paso de los años sigue siendo un torbellino con mucha personalidad. Su poprock ochentero hicieron las delicias de los asistentes.

El cansancio se apoderaba de nosotros y no pudimos ver a Trentemoller, así que esperaremos al MadCool para ver que nos tiene deparado el artista danés.

Sin duda, nadie se acuerda ya del enterrado SOS 4.8, y es que el WAM Estrella de Levante, que saca en breve sus abonos para el año que viene, es posible que se consagre como uno de los festivales de cabecera nacional. Mezclando grandes grupos internacionales y del indie español, pasando por bandas emergentes y dj y grupos más propios de fiestas y ganas de pasarlo bien. La organización también fue un acierto, y los precios dentro del recinto, a pesar de ser más caros que fuera, eran bastantes más baratos que otros festivales nacional. Así que solo podemos darle un notable alto al festival y esperamos volver el año que viene.

VN:F [1.9.22_1171]
Valora esta noticia
Rating: 10.0/10 (3 votes cast)
WAM Estrella de Levante, un festival de contrastes., 10.0 out of 10 based on 3 ratings

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Blue Captcha Image
Refrescar

*