Texto: Sònia Sáez / Fotos: Estefania Padial

Elefantes presenta “Nueve canciones de amor y una de esperanza” en la Sala Barts de Barcelona dentro del ciclo Guitar Bcn

La Sala Barts prácticamente a oscuras, pero con una luz tenue azul, como no podía ser de otra manera. “La Vie en Rose” de Édith Piaf suena de fondo, interrumpida por unos versos. No existe ambiente más romántico para descorchar el último disco de Elefantes, “Nueve canciones de amor y una de esperanza”.

Los que asistimos a la cita del viernes con el grupo de Barcelona nos vimos envueltos en un ambiente íntimo y cercano, pero a la vez divertido y desenfadado. El grupo compartió anécdotas y experiencias vividas, contextualizando los temas para hacernos entender y sentir lo que ha sido para ellos este proyecto profesional y de vida. La interacción con el público estuvo presente, protagonizada por la espontánea Lourdes, que fue aclamada e invitada al escenario por petición popular.

4

Elefantes

El primer tema que sonó fue “Hoy”, la canción de esperanza del álbum, seguida de clásicos como “Que yo no lo sabía”, “Me he vuelto a equivocar” o el himno de la banda “Azul”, que todos reconocimos al oír los primeros acordes. No faltaron las canciones de amor, como “Lo más pequeño”, “Oigo tus pasos”, la versión del “Te quiero” de José Luis Perales, que interpretan con Sidonie y Love of Lesbian, o las de desamor como “Duele”, que comparten con Enrique Bunbury, y se ha convertido en el nuevo hit de la banda.

Shuarma, Jordi, Hugo y Julián han estado muy bien acompañados en este último disco, como también lo estuvieron en su directo, junto a Joana Serrat, con quien cantaron “Pretendes”, uno de sus primeros éxitos. Gerard Quintana tampoco quiso perderse el evento y acompañó a Elefantes con “Volvió la luz”, uno de sus últimos temas más movidos.

Combinaron a la perfección las canciones íntimas, que nos dejaron pegados a las butacas, ojipláticos y con un nudo en la garganta, con las más bailongas como “Piedad”, que consiguió convertir la Sala Barts en una pista de baile. Después de tal temazo, el público pidió dosis extra y nos deleitaron con un repertorio de pellizco en el estómago: “Equilibrios”, “Somos nubes blancas” y “Mi estrella”, que Shuarma dedicó a alguien muy especial.

1

Elefantes

Después de estar separados casi ocho años, Elefantes nos ha demostrado que continúan siendo el mismo grupo con alma y esencia pop-rock auténtica que nos cautivó en los noventa, y se auto-homenajearon con el tema “Momentos”, del álbum del reencuentro “El Rinoceronte”. Un “Mediterráneo” solidario de Joan Manuel Serrat, que se grabó por un gran número de artistas para la campaña a favor de los refugiados ‘Volem Acollir’, cerró la emotiva velada. 

Probablemente por el formato y la solemnidad del espacio, vimos unos Elefantes menos desatados, más contenidos, pero también más profundos e intensos. No faltaron los saltos, bailoteos y panderetas, menos de lo que estamos acostumbrados y viene siendo habitual en espacios diáfanos. Cierto es que el repertorio invitaba a ser saboreado desde una butaca, y la Sala Barts fue la bandeja de plata perfecta para el menú servido. De todos modos, el concierto de dos horas y media se hizo corto, como la duración del disco, que “cada vez que lo escuchamos nos sabe a poco”.

2bn

Elefantes

VN:F [1.9.22_1171]
Valora esta noticia
Rating: 10.0/10 (9 votes cast)
Elefantes en Barcelona, “cada vez que lo escuchamos nos sabe a poco”, 10.0 out of 10 based on 9 ratings

Una Respuesta

  1. Imma

    Hola, me ha gustado la crónica del concierto de Elefantes pero no recuerdo que en ningún momento tocasen el tema “Oigo tus pasos” que pensaba que sonaría debido al formato teatro del concierto. Gracias 🙂

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Blue Captcha Image
Refrescar

*