‘Lluvia y truenos’ es el trabajo conjunto de Ricardo Lezón -Mc Enroe- y Ramón Rodríguez -The New Raemon- que el pasado fin de semana presentaron en directo en Oviedo.

En la música, como en la vida, hay algo que la que suscribe estas líneas valora sobre cualquier otra cosa, y es la curiosidad por mirar más allá, probar y errar si es necesario, pero avanzar siempre. Es por ello que acudimos al concierto de Mc Enroe y The New Raemon, mano a mano, con cierto alborozo, y no fuimos los únicos: con todas las entradas vendidas, la sala La Salvaje de Oviedo acogió la cita no exenta de cierto aire de misticismo y si bien Ramón Rodríguez hubo de llamar la atención a quienes hablaban en la primera fila al principio del concierto, lo cierto es que el silencio que se respetó a lo largo del mismo fue digno de mención, como quien vive una experiencia que sabe que no se repetirá y saborea cada momento.

‘Lluvia y truenos’, del disco al directo

Había curiosidad por ver cómo esa ‘Lluvia y truenos’ que ambos artistas grabaron conjuntamente se hacía realidad en directo; un disco que se paladea mejor con calma y en casa, y que se alinea más a McEnroe por ese carácter denso, con melodías a veces casi asfixiantes que crean laberintos para perderse y letras que rozan el desasosiego, como ejemplifica en ‘Barcos’: “Y mis manos se convierten de repente en otras manos / incapaces de sujetar ningún pedazo / de los que ahora caen de tu corazón. / Y tus labios se convierten en dos puertos que has cerrado / para no dejar salir a ningún barco / que no se hundan en la nada como los demás“.

Así pues, ‘Lluvia y truenos’ es el perfecto juego de espejos donde dejarse atrapar y donde The New Raemon parece haber arriesgado más aproximándose al toque de Ricardo Lezón; ambos artistas en un punto de madurez musical que conjugan fuerzas y que no firman un disco de 6+6, sino que han buscado la manera de imbricarse conformando un esqueleto sonoro diferente. La sensibilidad a flor de piel de Lezón está evidenciada en temas como ‘La carta’ mientras que Rodríguez prueba suerte en sonidos envolventes como la oscura ‘Cuadratura del círculo’, con la que abrió el concierto de Oviedo, o ‘Fantasía heroica’, otra muestra de la capacidad camaleónica de The New Raemon.

Mc Enroe y The New Raemon, en La Salvaje en Oviedo.

Público asistente al concierto en La Salvaje (Oviedo).

Este experimento cobra verdadero sentido en canciones como ‘Malasombra’, una de las más notables de este disco  y donde se da un paso más apostando por retorcer lo establecido para crear un tema enérgico que ni es del todo McEnroe ni es The New Raemon, es algo que les transporta a otro lugar inexplorado.

Tras el repaso del trabajo conjunto, para cerrar su concierto no podían faltar algunas de las canciones más representativas de sus respectivas carreras, con ánimo de darles la vuelta como ‘Lo bello y lo bestia’ que hizo suya Lezón para proseguir con un tema de McEnroe, ‘Vistahermosa’, o todo un himno como ‘Rugen las flores’, mientras The New Raemon recordaba ‘Verdugo’ o su versión tan conocida de Nueva Vulcano, ‘Te debo un baile’.

Cabe esperar que el camino despejado les haya gustado lo suficiente y sirva para seguir descubriendo entre las semillas ya plantadas y regadas nuevas joyas musicales como ésta.

 

VN:F [1.9.22_1171]
Valora esta noticia
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
Mc Enroe y The New Raemon: el juego de espejos, 10.0 out of 10 based on 1 rating

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Blue Captcha Image
Refrescar

*