El Partido Popular de Getafe se encuentra recogiendo firmas para evitar la actuación de los Chikos del Maíz dentro del festival Cultura Inquieta. No es la primera vez que el PP presiona para cancelar una actuación de este grupo en el festival de Getafe.

Letras ofensivas para las víctimas de ETA y hacia la Guardia Civil. El recurso de la banda terrorista vuelve a servir de excusa para el Partido Popular a la hora de exigir la cancelación de una actuación musical. La formación política acusa al grupo de estar vinculado “con el radicalismo vasco” y atacan a Sara Hernández, alcaldesa de Getafe, por “ceder un espacio público -un polideportivo-” para llevarse a cabo este evento musical.

Esta es la segunda ocasión que el PP intenta vetar la actuación de Los Chikos del Maíz en el festival Cultura Inquieta. En el año 2014, tras ser anunciados por parte de la organización del festival como parte del cartel, la formación conservadora inició una campaña de presión. El resultado: el grupo valenciano fue sustituido por Morodo, rapero al que Los Chikos del Maíz le han dedicado alguna que otra coplilla [“Soy el marica que molesta a Morodo, soy esa locaza”.]

Por su parte, la banda ha emitido un comunicado vía redes sociales, en la que dejan claro su total rechazo al uso del dolor de las víctimas en favor del partido. “… el vergonzoso “todo es ETA”, se convierte en argumentario normalizado: ETA es la CUP, ETA es la PAH, ETA es el aborto, ETA es Podemos e IU, ETA es Rodea el congreso, ETA son titiriteros, raperos y manifestantes y así hasta el infinito”, afirman en su escrito.

Los vetos del PP

Además de la campaña del PP hacia Los Chikos del Maíz en 2014, la formación ha protagonizado otras tantísimas presiones para evitar las actuaciones de grupos cuyas letras irritan a sus miembros.

La última salida de tono del Partido Popular fue al intentar prohibir una actuación de los navarros Berri Txarrak el pasado septiembre en Zaragoza en un concierto benéfico en contra de la OTAN. Les acusaban de “enaltecimiento del terrorismo y sus letras de apoyo a etarras”. Los de Lekunberri han sufrido más de un intento: en Madrid, hace un año, el PP intentó evitar su actuación en Madrid, sin éxito.

Berri Txarrak

Se unen los casos de Soziedad Alkoholica en Madrid, en marzo de 2015. La cancelación del show en el Palacio Vistalegre se basaba en un informe de la Policía Municipal que advierte de un supuesto “peligro de alteración del orden público” y tras la presión del Ayuntamiento de Madrid, entonces gobernado por Ana Botella y las exigencias de Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid. La AVT había intentado llevar al grupo a los tribunales tiempo atrás por enaltecimiento, aunque la banda resultó absuelta.

Junto a Los Chikos del Maíz, Arma X, Habeas Corpus, Boikot o Non Servium han sufrido también los zarpazos políticos en la cultura. El Irreductible Fest, con estos grupos en su cartel, fue cancelado en su ubicación original. El centro autogestionado de La Traba cedió entonces sus instalaciones para evitar la cancelación definitiva del evento, pero las autoridades prohibieron su celebración alegando que el edificio okupado “no recogía las condiciones de seguridad necesarias”.

Sobre El Autor

Redacción Pamplona

Periodista de datos. Feminista. Aquí solo hablo de música y su relación con los movimientos sociales, el feminismo y más.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Blue Captcha Image
Refrescar

*