Una pequeña (pero exquisita) selección musical para que los viajes en coche de este verano se conviertan en una experiencia placentera.

Muchos estaréis (estamos) de vacaciones. Sol, playa, montaña, ciudad, pueblo… Da igual el dónde. El caso es que se nos presentan por delante miles de aventuras y, muchas de ellas, llegarán después de horas de coche. Para hacerlas menos tediosas os traemos una exquisita selección musical con la que vuestros trayectos se convertirán en algo de lo más placentero. (Aquí puedes leer y escuchar otra selección por si esta se te queda corta).

¡Empezamos!

“Wake Up” – Arcade Fire. Ya de por sí, los canadienses son un grupo grandilocuente pero esta canción es capaz de alcanzar cotas muy altas. Tiene la virtud de transmitir sensación de libertad y épica a partes iguales. Un subidón perfecto que te lleva a pensar qué es lo que te depara en el futuro.

“Isla de Encanta” – Pixies. No sabemos de qué isla nos habla Pixies, pero lo que sí es seguro es que si pudiéramos ir en coche esta sería una de las pistas clave. Corta pero contundente, un tema para coger fuerzas.

“Bigmouth Strikes Again” – The Smiths. Uno de los clásicos de The Smiths puede hacer que recargues pilas instantáneamente. Su larga parte melódica crea un estado de animación sin pausa.

“Try” – The xx. Cada viaje necesita alguna parada y Try nos ofrece un receso. Misteriosa y esperanzadora a la vez, esta canción nos deja descansar en momentos de relajación.

“Touching” – Kakkmaddafakka. Los noruegos son una banda animada y colorista y lo demuestra en casi todas sus pistas. Touching es divertida y muy movida, ideal para un fin de semana previo a un festival. Además no te la quitarás de la cabeza una vez la hayas escuchado.

“Smash & Grab” – Juliette and The Licks. Una de las formaciones más rockeras de los 2000, y con uno de los álbumes de debut más perfectos, nos ofrecieron un LP digno de ser escuchado íntegramente en cualquier coche. Esta canción es una simple representación de adrenalina.

“Blues Hand Me Down” – Vintage Trouble. El Cruïlla 2015 nos sirvió para, entre otras cosas, descubrir a nuevos grupos, entre ellos, a este. Igual es nuestro descubrimiento del año, porque si ya escuchando su disco te entran ganas de bailar con sus temas más rítmicos, este efecto se multiplica por 1000 en directo. Esta canción en concreto es una de las más divertidas del grupo.

“Radio Gaga” – Queen. Un clásico para los amantes de Queen. Contiene todos los ingredientes para convertirla en una canción perfecta para viajar: momentos de solo de guitarra, coros para cantar todos los componentes del coche y un ritmo fácil y pegadizo para tocar la percusión como quieras. ¡Imprescindible!

“Close to Me” – The Cure. Para ese momento en el que llevas varias horas en el coche y la monotonía, el cansancio y el culo cuadrado es en lo que más piensas, con esta canción es inevitable no cambiar de mentalidad. Tema alegre y con el que es difícil no moverse. Este clásico de The Cure es infalible.

“Emborracharme” – Lori Meyers. Canción que cuenta una historia que bien podría ocurrir en ese viaje que inauguras escuchándola: “Pero me atrevo a contarte que ya no quiero ser tu amante…”. El subidón del final es el momento ideal para vivir una de esas escenas de película en las que bajas las ventanillas y te pones a cantar a pleno pulmón con la melena al viento.

“Vasos vacíos” – La M.O.D.A. La Maravillosa Orquesta del Alcohol está teniendo una temporada redonda ya que están en todos los festivales del verano. Y ya se encuentran con un público que va a verles a ellos, que ya ha tenido ocasión de descubrirles, escucharles y empaparse de su música, un estilo muy diferente al que estamos acostumbrados. ¡En una semana los veremos en el Sonorama!

Esperemos que disfrutéis de este lista y de vuestras vacaciones. ¡Es hora de disfrutar!

VN:F [1.9.22_1171]
Valora esta noticia
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)

Sobre El Autor

Directores - Barcelona

Somos Andrea y Xavi, periodista y diseñador gráfico. Dicen que un día sin sonreír es un día perdido. Pues nosotros somos más de pensar que un día sin música es un día perdido, por eso lo escribimos. También nos gusta Ryan Gosling.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Blue Captcha Image
Refrescar

*