La décima edición del festival Músicos en la Naturaleza sobrepasó por completo las expectativas de asistencia, ambiente y calidad. En el cartel, grupos para todos los públicos: Fito y Fitipaldis, Mark Knopfler y La M.O.D.A.

Recorrer los últimos diez kilómetros que separan la localidad de Barajas de Hoyos del Espino en una hora y cuarenta y cinco minutos ya dejaba entrever que el ambiente estaba asegurado. Las entradas agotadas desde hace más de cinco meses, también. La décima edición del festival Músicos en la Naturaleza dejó un grandísimo sabor de boca que explica –en parte y en todo- que sea una de las citas veraniegas imprescindibles para todo buen rockero.

musicos-en-la-naturaleza-cronica

El MN sin duda tiene un “noséqué” que lo hace especial entre la cada vez más amplia oferta de festivales en España. Será el entorno: en plena sierra de Gredos, un paraje de lo más acogedor (y frío cuando el sol se esconde); será el amplio rango de edad: desde quinceañeros hasta rockeros bien metidos en sus sesenta años bailaban al mismo son; será el cartel, que cada año va a más y mejor e intenta contentar a unos y otros bajo el denominador común del rock.

La puntualidad fue otra de los aspectos a destacar de este evento. A las 20:30 estaba previsto el inicio de la actuación de Fito y Fitipaldis y su llegada no se demoró. Entre el público, un popurrí. Los fan absolutos de los bilbaínos coreaban de inicio a fin las letras, entre las que predominaron los temas más conocidos.

fito-musicos-en-la-naturaleza-cronica

Fuente: Músicos en la Naturaleza

Pero si de algo fue la noche, fue de guitarras. Por parte de los bilbaínos, Carlos Raya, guitarrista y productor del grupo, animó a todos los presentes. Algunos de los temas que se escucharon en la hora y media de show fueron “Tarde o temprano” (“Antes de que cuente diez“, 2009), “Soldadito marinero” (“Lo más lejos a tu lado“, 2003) o la versión del tema del recientemente fallecido Javier Krahe, “Nos ocupamos del mar”, presente en su último disco (“Huyendo conmigo de mí“, 2014).

Pocos minutos pasaban de las 11 de la noche cuando el cabeza de cartel entraba en escena. El escocés Mark Knopfler dejó entusiasmados a las más de 15.000 personas que se congregaron en este evento musical en su segunda visita a este festival (ya fue cabeza de cartel en la edición de 2010, donde actuó junto a Arizona Baby). Comenzó la noche con “Broken bones” (“Tracker“, 2014) y entre los temas no faltó “Corned beef city” (“Privateering“, 2012) y los míticos de Dire Straits: “Romeo and Juliet”, “So far away” y “Sultans of Swing”.

mark_Knopfler_musicos

Fuente: Músicos en la Naturaleza

Podríamos destacar mucho más de las letras de Knopfler, pero, como decimos, fue noche de guitarras y el escocés es un virtuoso, un genio, un hipnotizador. Ayer también demostró que, si a los 65 años se puede llevar camisa de estampados de lo más hipster es porque ya tiene todo ganado en esta vida y porque, además, todo estaba inventado antes de Malasaña: incluso las camisas estampadas. En los instrumentales, numerosos a lo largo de toda la actuación, consiguió llevarse a todo el público consigo, en un show que desbordó pasando por la música, la calidad de sonido y la escenografía.

Cerraron la noche los burgaleses La M.O.D.A (La Maravillosa Orquesta del Alcohol), en el escenario situado frente al principal. Los más jóvenes ocuparon las primeras filas para ver al septeto folk que demostraron que, si han llegado a ser uno de los grupos que más han crecido en el último año, no ha sido fruto de la casualidad. Los temas del segundo disco (“La primavera del invierno“, 2015) se mezclaron con los más conocidos de su primer trabajo, como “Nómadas” o “Los hijos de Johnny Cash” (“Quién nos va a salvar“, 2013).

la_moda_musicos_en_la_naturaleza

Foto: Ana Isabel Cordobés

Tienen muy buen directo, eh“, fue uno de los comentarios que se pudo oír entre el público que descubría a los burgaleses en este festival. Tampoco olvidaron sus primeras maquetas para amenizar, aunque a modo instrumental. Así “No sleep ‘tul Glasgow” (“The shape of Folk to come“, 2013) se convirtió en uno de los momentos estelares de su actuación, en donde pudieron demostrar todo su potencial en directo y el público se lo demostró.

Gracias Músicos en la Naturaleza por el trato que recibimos, por la calidad de su festival y el empeño en seguir año tras año confeccionando una puesta tan interesante como atractiva en un lugar mágico para disfrutar de los conciertos.

VN:F [1.9.22_1171]
Valora esta noticia
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)

Sobre El Autor

Redacción Pamplona

Periodista de datos. Feminista. Aquí solo hablo de música y su relación con los movimientos sociales, el feminismo y más.

Artículos Relacionados

2 Respuestas

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Blue Captcha Image
Refrescar

*