Carlos Sadness presentó en Madrid su último trabajo La Idea Salvaje

Crónica : Ana de Santiago (@vogliadiridere7)
Foto: Delia (@DeliciasTurcas_)

18/04/2015 – Madrid – Teatro Barceló. Ocho y veinte de la tarde, una noche que iba a estar llena de sorpresas comienza de la mano de los ganadores del concurso organizado por ResaRocks: Monono (de Murcia) y Bultur (de Vallecas), quienes tocaron cuatro canciones cada uno y agradecieron tanto la oportunidad de estar allí como el calor del público, que estuvo receptivo sobre todo con el grupo murciano.

Carlos Sadness
Se apagan las luces, se colocan unos “flamencos rosados” que iluminan el micro en el que se apoyará el cantante y comienza a salir la banda formada por Sergio Sastre, Borja Pardo, Daniel Cea, Marc Sospedra y, por último, el aclamado Carlos Sadness. Llegó El Gran Momento que el público estaba esperando y ataviado con un poncho al más puro estilo salvaje, Sadness da comienzo a una noche que iba a ser recordada por todos los asistentes.

Cuenta el cantante que cuando era pequeño iba a ver la lluvia de estrellas de San Lorenzo y una vez se quedó con una de ellas, la pequeña “Perseide”. Pero por si aún el público no había tenido oportunidad de asimilar la nueva “Idea Salvaje”, nos tenía reservado un momento Celeste que sacó más de una sonrisa y un baile a todos pero sobre todo a los que le seguimos desde hace unos años.

Tras ponernos un poco nostálgicos, la noche despegaba como el cohete “Sputnik” y dejamos definitivamente la tierra por unos minutos para adentrarnos por completo en el universo cósmico de Carlos Sadness.

Muchos me preguntan que si esta canción trata de los días de la regla, pero supongo que todos tenemos esos días en los que estamos raros“, así, entre bromas (que mantendría a lo largo de todo el concierto), nos presentaba sus “Días Impares”. Pero el cantante sí nos dio sus coordenadas y pudimos encontrar a “Miss Honolulu”, tras la cual se acordó de su “rubia más Santa” y todo el teatro Barceló coreó al unísono un Au Revoir sin querer decirle adiós. Tocaba relajarse de nuevo entre los suaves punteos de “Feria de Botánica”, para acabar bailando en “Bikini” y creando aún más calor en la sala. Tras este apoteósico momento en el que el público se dejó los pies saltando y bailando al ritmo del xilófono de esta canción, llegaba el momento de relajarse un poco con “Astronomía en el Tibidabo” y también el momento en el que el público reclamaba a Santi Balmes en la canción de “No Vuelvas a Japón”.

Carlos Sadness

Los fantasmas no volvieron, ni nosotros a Japón, pero sí llegó el momento más emotivo y romántico de la noche. “Me escriben muchos mails pidiendo que dedique canciones a la gente por su cumpleaños y claro, no puedo parar el concierto por eso, pero ahora meentenderéis por qué este mail del que os voy a hablar me pareció especialmente bonito. Él es un hombre que ha viajado mucho, ha subido al espacio y ha visto muchas cosas, pero me escribió diciendo que se había dado cuenta de que nada era tan bonito ni merecía tanto la pena como la persona que tenía más cerca, a su lado. Y me dijo que si les dedicaba esta canción le pediría matrimonio a su pareja en el concierto.” Así nos dejó el cantante, en shock, con la boca abierta, con las lágrimas a punto de caérsenos y deseando ser nosotros a quienes nos pidiesen matrimonio así. Tras el sí quiero y con un nudo en la garganta el público coreó con más fuerza y emoción que en ninguna canción, “El Día Que Volviste a la Tierra”, dejándose la voz con “no, no he visto en el espacio algo que me guste tanto, que me guste como tú“.

Pero Sadness sabe cómo levantar el ánimo y quitarnos ese nudo de la garganta a golpe de guitarra y buscando en “El interior de las Palmeras”, aunque no se iba a ir sin antes volver a rompernos un poco con “Siempre esperándote“, canción que habla de cuando pensamos en lo que podría haber sido. Aunque por mucho que lo intentó, no, no era el día de romperse era el día de gritar “Hoy es el día” y de que saltasen chispas con “Qué Electricidad” en el “Monteperdido“.

Arranca la gira salvaje y nosotros sólo podemos seguir siempre esperando que Sadness vuelva pronto a Madrid con su electricidad y sus ritmos celestes.

VN:F [1.9.22_1171]
Valora esta noticia
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Blue Captcha Image
Refrescar

*