Napoleón Solo presentaron en la sala El Sol de Madrid su último trabajo Máximo Ruiz Ferrer

Crónica: Ana de Santiago
Fotografías: Aby Caleidosferica

Madrid – 21/03/2015

Antes de que ocurriera yo no sabía qué cosa era” así empezaban Napoleón Solo, con “Antes de que Ocurriera”, una noche que les iba a sacar más de un baile y más de una sonrisa tanto al grupo como al público. Y es que este grupo granadino no se podía imaginar que “Si el Mundo No se Acaba” iban a vivir una noche que iba a quedar grabada en sus retinas. Para los que no habían escuchado nunca su voz y no sabían que existían, “El Intercambio”, les fue descubriendo un poco más de la locura que llevan en sus venas y en sus letras. Tras un espectáculo de luces, comenzaron a presentar su nuevo disco “Máximo Ruiz Ferrer”, con la canción que abre el mismo:  “Matamuertos y la Cruel“.

napoleon-solo-el-sol

 Terminada esta canción, su cantante Alonso Carmona, anunciaba que a partir de esa canción el concierto se convertiría en un homenaje a “Máximo Ruiz Ferrer y entre todo el mundo que había en la sala habríamos de conseguir que, sincronizando nuestras mentes y conciencias, apareciese sobre el escenario el mismísimo Máximo Ruiz Ferrer. Y así empezaba a llenarse la sala con “Pequeña canción del espacio” del aura especial que caracteriza a este nuevo disco, seguida de otras como “Las cinco como siempre” y “Del amo perdido“. Más tarde llegó el verano de la mano de “Emilia y Pepe”, canción que, explicó el cantante, era una carta que escribió Máximo Ruiz Ferrer y que al caer en manos de nadie llegó a ellos y así la tocaron.

napoleon-solo-el-sol

Presentaron también a personajes como “Sebastián” y “Yuliana Juliana”, canción que dedicaron a todos aquellos que habían venido a Madrid exclusivamente a verles. Pero, al contrario de lo que se suele decir, la calma llegaba antes del caos con “Saltando hacia fuera” y “La leyenda de la persona libre“, que dieron paso a canciones más bailables y conocidas de sus anteriores discos como “Ramira”. El cambio de canciones se notó incluso en el público quien, agradecido, bailó todas y cada una de las canciones posteriores a “La Leyenda de la persona libre“. Los títulos de “No puedo disfrutar” y “Desastre nº1″, como bien apuntó Carmona, no se correspondían con lo que estaban viviendo tanto el grupo como el público, quien cada vez estaba más entregado a esta banda granadina. Con “Todo está tan cerca“, empezaron a anunciar el la despedida, la cual les “iba a llevar un rato“. Y los asistentes al concierto no sentimos en ningún momento estar “Perdiendo el tiempo”, con un concierto que comenzaba a tocar su fin.

napoleon-solo-el-sol

napoleon-solo-el-sol

 

napoleon-solo-el-sol

Se apagan las luces, y un público emocionado reclama el fin de su éxtasis con un bis que llegaría la emotividad de “Sueña conmigo”, en la cual el grupo muestra su “corazoncito” con una letra que reza “tú estás en todos mis días” para volver a subir el ánimo con la aclamada “Lolaila Carmona”. “Sospecho sospecho” daba paso a las dos últimas canciones y es que como dijo el cantante, “esto Tiene que Acabar” y se despidieron con un apoteósico “Adiós”. Si lo que quieren es bailar y disfrutar en todo momento, les aconsejo no dejar solos a estos chicos.

napoleon-solo-el-sol

Sobre El Autor

Eterna escapista. Escribo con luz.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Blue Captcha Image
Refrescar

*