La banda de Navarra vino a presentar su octavo disco, ‘Denbora da poligrafo bakarra’, conmemorando sus veinte años de carrera.

Redactor: Carlos Álvarez (@CarlosKilljoy)
Fotos: Aby Caleidosférica

Tras cuatro días seguidos con todas las entradas agotadas en el Centro Cultural Intxaurrondo, Donostia, y otras fechas a lo largo de Francia y España, Berri Txarrak llegaban a Madrid el 6 de febrero también con el cartel de ‘sold out’ colgado en la puerta. Venían a presentar su nuevo y exitoso triple trabajo de estudio, dónde el segundo disco “Helduleku Guztiak fue grabado en los Estudios Reno de Madrid. Con el que celebran los veinte años que llevan en activo.

Berri Txarrak

Pero antes de empezar la noche esperada de Berri Txarrak, Biznaga era la banda encargada de arrancar la noche con su música punk y sus brillantes letras. Comenzando con ‘Fiebre’ y pasando por temas como ´La conocí muerta’, ‘Cul-de-Sac’ o ‘Adalidades de la Nada’, demostraron por qué tienen el título de banda más prometedora del año, metiendo caña con guitarras y batería (hasta el punto de destrozar el pedal del bombo). La banda reivindicó su espacio en la escena musical madrileña, un espacio que se tienen muy merecido y que esperemos nos siga dando grandes momentos, como el vivido el viernes, en el futuro.

Berri Txarrak

Poco antes de las nueve de la noche, llegaba la hora de que los navarros subieran a escena, y lo hicieron con la demoledora ‘Lanbroan’, con la cual también comienza el primero de los tres cds que componen su nuevo álbum. Seguida por ‘Ordaina’ y ‘Hemen sukaldarien herrain’, la banda comenzó a interpretar la veintena (una por cada año de carrera) de pistas que conforman el triple álbum en su totalidad, solo interrumpidos por los cánticos del publico pidiendo ‘Oihu’, una de las pistas más famosas del grupo, perteneciente a su tercer disco, la cual interpretaron para después completar el concierto las restantes canciones de ‘Denbora da polígrafo bakarra’. Con el público entregado a la causa (y a los numerosos pogos que se formaron en la parte central de la pista) y las canciones ‘Lemak, aingurak’ y el ya himno de la banda ‘Poligrafo bakarra’, que da también nombre al disco, la banda cerró la primera parte del concierto, en la que reivindicó el mensaje de justicia, libertad y amor que querían transmitir con el nuevo álbum.

Berri Txarrak

Tras unos minutos y los ansiosos gritos del público, Berri Txarrak volvieron a subir al escenario para interpretar algunas de sus canciones de sus anteriores trabajos, como ‘Stereo’, ‘Ikasten’ o ‘Oreka’, la cual vino acompañada de un pequeño fragmento de la conocida ‘My Number’, de la banda inglesa Foals. Finalmente, con un último bis y los tres componentes que no paraban de dar una energía casi inagotable encima del escenario, Gorka interpretó una versión de ‘Redemption Song’, de Bob Marley & The Wailers y tras el mágico momento enumerando todos conciertos de la banda hasta la fecha en Madrid, y agradeciendo al público el apoyo, se despidieron con la canción más conocida de la banda, ‘Denak ez du balio’, interpretada originalmente por Berri Txarrak y Tim McIlrath (vocalista de Rise Against) y perteneciente su cuarto disco, ‘Libre ©’. Y así cerrando una noche de más de dos horas de canciones, sin parar un solo segundo encima del escenario, haciendo que el público acabara más agotados que ellos.

Berri Txarrak

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Blue Captcha Image
Refrescar

*