Leiva inunda con su música Viveros en una de las noches de más éxito

Sábado 19 Julio. Valencia.- Leiva (Jardines de Viveros)

La noche de ayer prometía estar llena de rock y buena música, y por eso el público se agolpó desde primera hora de la tarde en las inmediaciones de los Jardines de Viveros. Desde que se abrieron puertas no pasó ni un minuto en que no entrasen grupos de amigos, jóvenes y público en general.

Al contrario de lo que pudiese parecer y tal y como pudimos comprobar, Leiva ya no sólo mueve a jovencitas que le gritan desde las primeras filas como en su época con Pereza. Ayer había un gran número de veinteañeros que no querían perderse el espectáculo que más tarde nos ofrecerían Leiva y su Leiband.

Pero antes de que cayese la noche sobre la ciudad , les tocaba salir a escena y calentar el ambiente a Santero y Los Muchachos. Cómo ya hicieron el martes en el concierto de Quique González, Miguel Ángel Escrivá y los suyos se presentaron ante los valencianos con canciones con un toque de rock contundente, todo lo contrario a lo que hacían antes. Temas como “Gusano”, “GuajacaoBuenos y Malos”, daban paso a su particular versión del ultraconocido “Quizás, quizás, quizás”.

Santero3 copia

Miguel Ángel se hace acompañar en el escenario por Joseman Escrivá, Soni Vicent, Marc Guardiola, Carlos Soler y los inagotables “Muchachos” Pepe Escrivá y Pepe “El Rubio, con los que crea ese ambiente rockero que contagia al resto del mundo y consigue que no queramos dejar de mover los pies al son de esos golpes de guitarra.

La sorpresa de la noche por parte de Santero fue cuando se sacaron un invitado de la chistera. Ismael Romero se unía a ellos al escenario para tocar un tema casi al final , despidiéndose por todo lo alto para dejar paso al plato fuerte de la noche.

Santero20 copia

Cerca de las once de la noche volvieron a apagarse las luces de Viveros. Esta vez el publico si gritó. Sabía que era el momento. Sabía que llegaba el momento por el que habían estado esperando toda la tarde. Leiva y su banda estaban a punto de salir al escenario. Y sucedió. Salió la banda, y a continuación él. Sin artificios. Con una simple música introductoria que anunciaba que todo estaba a punto de empezar.

Y la música empezó a sonar. Como no podía ser de otra manera Los Cantantes fue la canción elegida para abrir un show lleno de energía a la que le seguiría “Cerca”, dos temas de su álbum Pólvora que la gran mayoría de los allí presentes coreó como si le fuese la vida en ello, sobretodo las primeras filas.

Leiva14 copia

Los guiños a Pereza se sucedieron durante toda la noche, pero sin ser excesivos, sin cansar y con las canciones en su justa medida y perfectamente elegidas. “Animales”, “Cómo lo tienes tú” con ese final entonando “Hey Jude” de The Beatles que lleva haciendo desde hace años, “Superhermanas” y “Violento amor” que en palabras del propio Leiva se habían calentado en el ensayo y la habían decidido a última hora fueron algunas de las elegidas.

Con un setlist perfecta y minuciosamente elegido, en el que los temas empastaban de tal manera que era imposible perder el ritmo del show. Un ritmo marcado, un tiempo medido, rápido, dinámico. Leiva es ritmo, es rock, es show, es ganas, es pasión. Y eso lo demuestra en el escenario con sus canciones.

Canciones en las que también se deja las entrañas y cuenta sus temores como en “Pólvora” y “Aunque sea un rato”.

La explosión en el escenario nos la dieron con “Mirada perdida” en el que toda la banda lo dio todo justo antes del bis. Parecían desatados, como si se acabase el mundo y hubiesen congeniado de manera tan perfecta con el publico valenciano que todos fuesen uno.Leiva9 copia

 

Fue el volver del bis cuando pudimos comprobar la verdadera evolución de Leiva sobre un escenario. Salió al escenario solo con una guitarra para deleitarnos a todos de “Vis a vis”. Un “Vis a Vis” entre las miles de personas y él. Un “Vis a Vis” entre su madurez musical y la madurez de su publico. Un vis a vis que se vino arriba cuando entraron a escena el resto de la banda y la canción pegó tal subidón que volvió a cambiar el ritmo del concierto para encarar la recta final bien arriba.

A pesar de lo que pudiese parecer, la gente no pedía Terriblemente Cruel. Pedían Lady Madrid. Y así fue como Leiva se despidió de Valencia. Con esos dos temas que resumen dos etapas musicales de su vida hasta ahora, Pereza y él en solitario.

En ese cuerpo delgado hay rock, hay pasión. Está la madurez que le aporta saber lo que quiere hacer y cómo lo quiere hacer. La evolución de Leiva como músico y como persona.

Leiva, su sombrero y su Leiband consiguieron un éxito del que pocos pueden presumir en esta edición de los conciertos de viveros.

Galería de imágenes

Leiva19 copia

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Blue Captcha Image
Refrescar

*