Madrid se prepara para dar la bienvenida a la primera fecha del Guacamayo Fest, una nueva plataforma que unifica un festival de música rodeado por un conjunto de actividades que tiene el objetivo de dar a conocer en nuestro país y acercar a Europa esta nueva revolución de los sonidos más tradicionales,  gracias a un arduo trabajo entre la investigación y la fusión con elementos innovadores, renovando ritmos  latinoamericanos, africanos y tribales y popularizandolos mediante la inclusión de la electrónica, la psicodelia o el rock.

Presentamos al cartel que se presenta hoy en la Sala Caracol y en los siguientes días iremos analizando el resto del cartel.

Rolando Bruno y su orquesta MIDI:

El proyecto en solitario del ex guitarrista de Los Peyotes  abre el festival. Este hombre orquesta enamorado de los 60’s ha conseguido estrellar en un choque frontal el surffing, garage sesentero con la cumbia peruana y al amasijo fruto de este encuentro darle forma hasta conseguir este sonido tan personal.

Chicha Libre:

Este caso es singular ya que sus principales componentes, el francés Olivier Conan y el americano Vincent Douglas, no son latinos y ninguno de los miembros  es de Perú, tierra de origen de la música que interpretan.

Sus versiones de cumbias, con algo de son cubano, añadiendo el órgano Farfisa y el sintetizador Moog han conseguido recuperar la chicha peruana y ponerla en el punto de mira y experimentación.

Martin Bruhn:

Es un percusionista argentino en cuyo currículum figuran colaboraciones con decenas de músicos y que ahora nos presenta su trabajo “Criollo”, un disco que fiel a su nombre es el resultado musical del mestizaje entre una percusión fuerte, de folclore muy marcado, y la experimentación libre y ligera con la electrónica.

Cholofoniks:

La versión más bailable de la fusión de cumbia, electrónica y ritmos tropicales remasterizandolos, la encontramos con Cholofoniks, cuyo líder Mauricio Franco Tosso, DJ que define a su música como electrofolclórica, explica que la función principal de música es romper la pista de baile. Sí reconoce que si la chica en su momento era el resultado de una unión entre los emigrantes de los pueblos a las ciudades, esta nueva evolución de la chicha viene propiciado por la inmigración y el reencuentro con sus raíces desde otro lugar.

La Flama Blanca:

Este DJ portugués será el encargado de  cerrar la noche con sus mezclas de sonidos tropicales que ya están siendo reconocidos en las noches de nuestra ciudad.

Este es un pequeño adelanto de lo que podremos escuchar esta noche, una cita ineludible a la que te recomendamos acudir.

VN:F [1.9.22_1171]
Valora esta noticia
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)

Sobre El Autor

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Blue Captcha Image
Refrescar

*