El nuevo trabajo de Elefantes llevará por título El Rinoceronte

Es bueno volver a la carretera, como Elefantes han hecho con “El Rinoceronte”. No faltan los estallidos de júbilo para ser escuchados. Y una vez hecho eso, ‘Equilibrios’ sería un testigo crucial para dar fe de los logros y sus respectivas consecuencias.

La devolución de afectos serán recompensados con las estrellas, dando una respuesta al comienzo de ‘Equilibrios’, en ese mágico piano que abre el juego que emite Shuarma desde su interior, pasando por la garganta, hasta la boca. “Subir. Descender. Correr. Desaparecer. Caer. Levantarse”.

¿Quién podía imaginar que un piano podía ser astro e instrumento a la vez? Al igual que la guitarra, imprescindible. De ese modo, ambas herramientas dialogan dentro de la canción y bailan a su vez con los coros. La carencia de un estribillo ni se nota gracias a esa característica instrumental.

El single de la vuelta de Elefantes es efectivo y va más allá en el lógico crecimiento musical y artístico de la banda compuesta por Shuarma, Julio Cascán, Hugo Toscano y Jordi Ramiro. La verdad es que hablar de un regreso podría ser, en parte, erróneo debido a que Elefantes nunca abandonaron el recuerdo. ‘Equilibrios’ escapa del Pop que Elefantes desplegaron en “Azul”, “La forma de mover tus manos” o “Somos nubes blancas”. De ahí que Elefantes nunca hayan dicho “adiós”, sino “hasta luego”.

Carlos H. Vázquez

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Blue Captcha Image
Refrescar

*