Dinero presentan su disco más contundente y del que se sienten más orgullosos 

Texto: Miguel Chorusman

DNR” es el título del tercer álbum de Dinero. Un disco mucho más enérgico, grabado íntegramente en directo en los estudios Meca de Oiartzun, propiedad de los hermanos Eceiza, y sobre el que la banda dice sentir más orgullo que de los anteriores.

Nos reunimos con Sean Marholm, Ekain Elorza y Rubi Giménez en las oficinas de Warner puesto que la banda ha cerrado un acuerdo de licencia con dicha compañía para este disco y la reedición de los dos anteriores.

Daba la impresión de que estabais un poco cansados de “Año Perro”, ¿es así?.

Ekain: Desde que empezamos a hacerlo, yo creo. Estábamos cansados de girar y fue difícil hacerlo… costó un año hacerlo y también costó sacarlo. Sí que es verdad que la gira nos dio mogollón de energía… los conciertos iban bien y cada vez venía más gente y de puta madre pero sí que…

Sean: Tuvimos mucha resaca de la grabación y de terminar y de que no quedara del todo como quisimos. Hubo muchos problemas técnicos a todos los niveles, pero bueno, luego llegó la gira y nos fue levantando el ánimo. Fuimos pillándole un poco el punto a todo.

Pero es un disco que ha funcionado muy bien…

Ekain: Sí, sí, es más la sensación interna. El proceso de creación fue tan duro y tan cansado y tan pufffff… fue un dolor de cabeza constante durante un año hasta sacarlo.

Sean: Fue duro.

Ekain: La gira nos dio energía positiva para componer este. Fue como “venga, vamos a olvidar esta etapa y vamos a empezar una nueva”.

De hecho tengo entendido que muchas canciones de este nuevo disco se arrastran de esa época, estaban compuestas ya de antes.

Ekain: Hay algunas, sí.

Sean: La verdad es que involuntariamente han reflotado muchas cosas. Quizá canciones que a lo mejor eran o podían parecer demasiado cañeras para otros discos, o que simplemente no encajaban, han encontrado su sitio aquí.

Ekain: Es como que las canciones que están en “DNR” y que no entraron en “Año Perro”, no entraron por el concepto global que le queríamos dar al disco.

Sean: Y no entraron en el primer disco tampoco por eso, hay alguna cosa más por ahí.

Ekain: “Duelo de Titanes” es un ejemplo. La hicimos a la vez que “Mentiras” y que “Trastorno bipolar” y es como que ahora le hemos visto el momento de meterla.

Rubi: Incluso el sonido porque hemos intentado grabarlas alguna vez y no hemos encontrado ese “power” que necesitaban igual.

“Presentando “Año Perro” se me escapó alguna vez que yo lo veía como un disco de transición”

Este disco ¿es diferente para vosotros por un proceso de madurez de la banda… algo que habéis aprendido con el tiempo? ¿o porque simplemente tocaba hacer este disco?.

Sean: Intentado resumir un poco… pufff… Sin ser algo premeditado, de repente ya en los primeros ensayos había una sensación de dar un puñetazo en la mesa a todos los niveles: a la hora de componer, de llevar temas al local y de trabajarlos. Vamos a hacer por fin lo que nos de la gana y por lo visto lo que nos da la gana es hacer algo lo más cañero y más rockero posible.

Ekain: Nos apetecía meter caña en este disco y nos parecía muy lógico grabarlo en directo porque siempre nos han dicho que tenemos un directo muy bueno y que sonamos muy bien. Así que era como intentar plasmar eso un poco, tanto en la composición como en la grabación.

Sean: Y desde luego también invertir totalmente el proceso de sufrimiento de grabación de cómo estaba siendo hasta ahora. Ha tenido sus más y sus menos pero es el primero del que, con sus virtudes y sus defectos, hemos acabado cien por cien satisfechos.

Ekain: “Año Perro” se grabó por separado y en muchos estudios y fue un jaleo de puta madre y ahora lo que queríamos era grabar en un mismo estudio y todos a la vez… y la verdad es que yo me lo he pasado de puta madre grabando.

Sean: Hemos encontrado la dinámica de grabación y todavía hemos aprendido cosas de cara a una próxima, si sucede, pero también el enfoque de esta grabación fue que reflejara a todos los niveles, tanto en el diseño, como en el concepto de los temas, en todo… el directo. Todas las canciones en el local de ensayo estaban pensadas para que en el directo funcionaran y desde el principio al final es un disco de rock donde hay muy poco de bailable y mucho de mover la cabeza.

El hecho de presentar un disco en el que da la impresión de que os da igual si gusta o no porque habéis ido adelante con todo, grabando lo que queríais y como queríais. Habrá sido para vosotros un desahogo, ¿no?.

Sean: Esa es un poco la sensación, nos da la impresión de nadar a contracorriente, de estar en tierra de nadie pues hemos dicho “vamos a hacer eso sin miedo” vamos a hacer lo nos da la gana… y encima Warner no nos ha puesto ninguna traba, se han comido con patatas (risas) lo que les hemos llevado y encima les ha encantado, así que otro paso más.

Ekain: “Año Perro” es como el puente que hemos utilizado para romper un poco y evolucionar hacia otro sitio. Si hubiésemos querido seguir haciendo canciones bailables lo podríamos haber hecho, de hecho nos ponemos y lo hacemos.

Sean: Presentando “Año Perro” se me escapó alguna vez que yo lo veía como un disco de transición, es decir, estás presentando un disco y ya lo ves como un disco de transición. Y me acuerdo que estos me decían “no digas eso joe, que estamos presentado el disco” (risas)

Ekain: ¡Es que es verdad! Era un poco eso… mantener lo que había en el primero y enseñar un poco lo que iba a haber en el tercero. Mutar sin que de repente el segundo disco nada tuvieses que ver con el primero y lo que habíamos conseguido mandarlo todo a la mierda.

Sean: Yo lo veo también un poco por ahí… en las demos para el primer disco había cosas muy diversas, dentro del ámbito musical que nosotros cubrimos hay de todo, pero quisimos que fuese una fórmula muy concreta porque era una manera de presentarnos. Con “Año Perro” lo que se intentó fue abrir, ¿no?, y que hubiera una representación de todas esas otras cosas que no habían entrado en ese primer disco, manteniendo también lo del primer disco porque evidentemente forma parte de nosotros. Creo que ahora mismo, una vez que ya abrimos un poco todo esto, hemos ido con este disco a la “zona oscura” de todo ese ámbito que nosotros tenemos pero buscando siempre un poco la cohesión con todo lo anterior.

Ekain: Cada disco refleja perfectamente la época que vivíamos, la primera época nuestra en Madrid era fiesta y desmadre.

Sean: Sí, era un poco más desenfadado

¿Y ahora no?

Ekain: No, ahora no, ahora es diferente. Ahora estamos un poco más enfadados con el ambiente.

Sean: Se refleja también un poco en las letras. El primer disco tenía letras más desenfadadas porque nuestra vida era más desenfadada entonces. El segundo disco abrió miras también a cosas más sensibles, cosas un pelín más agresivas o cosas un poco más poéticas. En este tercer disco se refleja bastante más en las letras una intensidad emocional, un época más oscura y también, sobre todo, rabia.

DINERO-MECA-ESTUDIOS

Foto: Lacajadeimagenes

Parece que siempre estáis de fiesta pero cuando os ponéis a currar sois los más currantes.

Sean: ¡A lo bruto o nada en todo! ¿Hay que salir? ¡A lo bruto o nada!, ¿hay que tocar? ¡A lo bruto o nada!.

Ekain: ¿Hay que discutir? ¡A lo bruto o nada! Somos así en todo (risas).

Sean: Somos conscientes de que tenemos que disfrutar o vivir intensamente porque a veces es sufrir cada minuto de lo que dure esto porque no sabes hasta cuándo puede durar… y esa es un poco la intención de este disco en general. “DNR” es la representación de una banda viviendo al día y haciendo lo que quiere hacer sin importarle lo que puede pasar después. “DNR” es el “carpe diem” de Dinero.

Ekain: Todo es de extremos esto…

¿Por qué hay esta manía de intentar encasillar a Dinero en el grupo de los rockeros o en el grupo de los indies? ¿No estáis un poco hartos de esto ya?

Rubi: ¡Correcto!

Ekain: A nosotros siempre nos ha dado igual.

Sean: Y el público nos ha demostrado que a mucha gente les da igual también. El problema está no tanto en la gente sino en los medios e incluso en los promotores, en las salas y en todo eso.

Ekain: Te tienen que meter en algún saco. Está todo muy separado… Estuvimos en Mariskal Rock Radio hace poco y ellos mismos nos comentaban que hay gente cercana a ellos que nos consideraban grupo de rock pero de Radio3… y yo pienso que es porque no nos han visto en directo porque somos un grupo de rock y punto. Podemos sonar en un lado y en otro, es bastante absurdo.

¿Si Dinero sonase en los 40 principales seguirían siendo Dinero?

Ekain: Sí, sí, ¡claro!

Sean: Sí, es eso. Yo creo que la situación sigue siendo la misma. Quizá desde que empezamos nosotros a ahora hay como un movimiento más de indie, por decirlo de alguna manera “mainstream” o de una forma más sutil… más comúnmente aceptado, que bebe más del pop o el rock de toda la vida más que de etiquetas pero seguimos sin encajar en todo eso. Nosotros representamos a un tipo de rockeros que consumen música de fuera en un idioma de fuera y a la gente les resulta raro que nosotros lo hagamos en castellano… esa es la clave, ese es nuestro “salto al vacío” de intentar llenar un hueco que no existe pero que, sin embargo, resulta que luego cuando vamos de gira hay un montón de bandas o de fans que dicen “menos mal que estáis vosotros porque no teníamos un referente para hacer esto en castellano” y eliminan ciertos prejuicios sobre que cierto tipo de música se haga en un idioma o en otro.

Hablando con los directores de los locales de ensayo Box in Box, nos comentaban que todas las bandas que comienzan con un estilo similar al vuestro hacen versiones de Foo Fighters. Vosotros estáis consideramos uno de los mejores power-trío a nivel internacional y sin embargo parece que la gente sigue fijándose en referentes fuera de nuestras fronteras.

Sean: Sí, creo que para esa gente de ese lado musical más alternativo noventero o ese perfil de gente que escucha más música de fuera y que se les hace raro escuchar en castellano ese tipo de música, pecábamos de pertenecer demasiado, según ellos, al mundo “indie” que no tragan de ninguna manera. Por la reacción que estamos viendo a través de redes sociales y con los pocos temas que se han adelantado ya, creo que esa gente tiene ahora como esa sensación de “por fin voy a poder enseñarle esto a mi colega sin que me diga” (tono ñoño) “esto suena tal o suena cual” (risas), ¿no?. Es un poco eso también.

Ekain: Sí, sí…. Es así.

Rubi: Sí, así es, es raro.

Sean: Bandas como Biffy Clyro han ayudado también a abrir un poco y acercar los toques indies o menos sectarios. Pero, no sé, aquí el rock en España es el rock de toda la vida o el rock urbano por ponerle una etiqueta.

Ekain: Es como ¿en qué festival meterías a Biffy Clyro?: en el Viña Rock, en el Low Festival o en el SOS… en ninguno o en los tres. Igual que no pintan nada en ninguno de los tres, lo pintan todo.

Pero eso antes no pasaba… yo recuerdo que en el Festimad del 98 tocaron Offspring, Motörhead, Lagwagon y también los Fresones Rebeldes, Teenage Fanclub, Bluetones… y no pasaba nada.

Ekain: El Festimad era un poco más abierto, era un poco como el BBK o así ahora.

Sean: Sí, era diferente a finales de los 90’s principios del 2.000.

Ekain: Pero ahora es como que los festivales están muy… vas al Azkena y sabes que vas a tener ese tipo de rock.

“A nivel de satisfacción creativa estamos en el cénit, a nivel personal estamos hundidos en la mierda”

dnr-portada

Vamos a hablar de las canciones del disco. Encontramos auténticos trallazos como “Parásito” que tienen mucho de esos 90’s, de grunge con ese parón final y final apoteósico.

Ekain: Nirvana 100%.

Rubi: Absolutamente.

Ekain: “Parásito”, por ejemplo, se compuso en la época de “Año Perro”.

Y creo que durante la grabación de este tema te quedaste sin voz…

Ekain: Sí, sí, sí…varias veces…

Sean: Me he quedado sin voz durante la grabación varias veces.

¿Cómo lo vas a hacer en los directos?, ¿se quedará como la última?.

Sean: Efectivamente, seguramente va a ser la última, pero ya veremos. En directo tengo aquí al colchón de la distorsión vocal que es Rubén, entonces me va a apoyar bastante pero sí, me dejé las cuerdas vocales en este disco. También he aprendido mucho a controlar y a no hacerme tanto daño como me hacía antes y he podido apretar un poco más. Ha costado lo suyo hacer las voces de este disco, grabarlas, pero siempre un poco con la mente de poder defenderlo después. Había ganas de gritar un poco más y canturrear un poco menos.

Si vuestros directos ya eran potentes ahora con este disco ¿van a ser igual o todavía podéis subir un nivel más de intensidad?.

Ekain: ¡Sí!

Rubi: ¡Sí!, de hecho queda todavía otro volumen más que subir (risas).

Sean: Podemos todavía subir más y de hecho es probable que toquemos seis o siete canciones de este disco en directo durante la gira. Es decir, no vamos a tirar tanto de archivo y, lo que hemos dicho, hemos pensado que hay muchas partes instrumentales, mucho rift… está todo pensado en sacarle jugo a los directos  y creo que va a ser la primera vez que unos temas en disco y en directo tengan una cohesión y realmente se compenetren.

Habéis comentado que “Tiene que parar” incluye una de las mejores partes instrumentales que hayáis hecho.

Rubi: Tiene quizá la subida con más intención y mayor intensidad.

Sean: Es todo emoción esa canción  y tiene un parte instrumental que, quizá no es tan bruta como otras, pero tiene un desarrollo muy interesante. De hecho, a nivel de producción, siempre se ha intentado recortar esa parte porque era demasiado larga: tanto la subida demasiado como el solo y al final se ha quedado como estaba.

Rubi: Quedó muy bien. De hecho no estaba pensada para grabar y creo que en uno de los días de grabación empezamos a hacerla y de repente fue como … (cara de estupefacción) ¡tiene que entrar!.

“Autoafirmación” era el único tema plenamente acústico que ibais a hacer pero solo habéis aguantado 2 minutos 50 segundos de acústico, ¿ya no aguantabais más?.

(risas)

Sean: Bueno, pero por lo menos el acústico hasta los 2:50’ es solo guitarra y voz en directo, además está a la mitad del disco, no hacia el final ni nada…

¿Y en directo va a ser así?.

Sean: Ya veremos…

(risas)

Sean: Creo que sí, nosotros hemos ido evolucionando también nuestro sonido y hemos friqueado mucho con los cacharros aprendiendo sobre cómo sonar cada vez más grandes siendo solo tres y tenemos muchas ideas. No es ningún problema tener un sonido de acústica y juntarlo con un sonido de eléctrica en directo y quizá es una buena canción para arrancar los bises también.

Ekain: Todavía tenemos que ver cómo hacerla pero está dentro del repertorio, en principio, luego si vemos que no funciona pues…

Sean: Vamos a ensayar todos los temas para la gira, nosotros tenemos claro más o menos qué temas pueden funcionar mejor o peor pero al final tenemos que probarlos todos porque no sabemos qué temas son los que más van a gustar a la gente. Pero al final tocas para ti y siempre te permites tocar una canción que a lo mejor no funciona tan bien en directo pero tú la quieres tocar, aunque va a ser la gente la que determine qué canciones del disco se van a tocar… pero todas las podemos tocar en un momento dado.

Ekain: Nos va a costar más elegir cuáles tocar de los anteriores discos. Hay varias de los dos discos que son fijas, pero luego hay otras que funcionan muy muy bien en directo pero hay que ver si tienen coherencia con este directo. No lo sabemos.

¿De quién son los gemidos del final de “Dinamita”?.

Sean: De una voluntaria (risas). Es alguien haciendo sexo telefónico. Es real, es alguien real. Dio permiso para que se grabara pero no se le dijo cuándo se iba a hacer (risas).

Rubi: La respuesta es: “sí, es real”.

Ekain: Sí, existe esa persona.

¿En qué punto se encuentra la carrera de Dinero?.

Sean: A nivel de satisfacción creativa estamos en el cénit, a nivel personal estamos hundidos en la mierda… pero lo único de lo que tenemos ganas es de tocar, de tocar un montón, así que aguantaremos todo lo que podamos. La cosa está muy mal dentro de la industria musical pero, de repente, este disco está recibiendo un apoyo, incluso antes de salir, que no nos había pasado con ningún otro y encima con la tranquilidad de haber hecho algo súper honesto así que preparados para lo que venga. Pero es duro, es duro…

Ekain: Es duro económicamente, básicamente, el resto es todo de puta madre.

Rubi: Sí, sí, tal cual.

Una parte fundamental sobre la que se asienta Dinero parece ser la amistad entre vosotros.

Sean: Ha habido que transformarla y cultivarla para mantenerla también, ¿no?.

Rubi: Sí, además hace tanto tiempo que nos conocemos que al final ya nos hablamos como los hermanos… y los hermanos cuando tienen que decirse hijo de puta se levantan te lo dicen y te dan una hostia y a la media hora estáis de puta madre.

Ekain: Sabemos de qué pie cojea cada uno y al final no nos han quedado más cojones que aguantarnos los tres.

Rubi: ¡Exactamente!

(risas)

Ekain: Ha habido épocas mejores y épocas peores y al final aprendes a llevarlo y pero sí, sí, totalmente.

Y lo de pasarse a Warner ¿ha sido una decisión que os ha costado o ahora mismo tal y como están las cosas era necesario?.

Rubi: Pasarse a Warner entre comillas…

Sean: A ver, Warner siempre había tenido un interés en nosotros y digamos que nunca habíamos llegado a un acuerdo con ellos hasta este disco. Ellos van a distribuir el disco, es una licencia, entonces nos están dando más infraestructura de la que nos correspondería y estamos encantados sobre todo por el hecho de que todo el acuerdo se cerró sin haber escuchado ni una canción del disco… lo han hecho a ciegas, por así decirlo.

Ekain: También era un poco necesario, con Tricornio no podíamos crecer más, no había un puto duro para hacer más. Habíamos echado toda la carne en el asador y ya no quedaba. Así que era como “tenemos esto y es de puta madre y para seguir creciendo es necesario hacerlo”.

Rubi: No somos artistas de Warner, es una licencia y hay que dar gracias por el apoyo que nos están dando. Es importante, no tenían que estar dándonos este apoyo, lo están haciendo y es una cosa que se nota bastante.

Ekain: Si no hubiésemos dado este paso no sé qué hubiese ocurrido… quizá no estaríamos esta tarde de promo.

(risas)

Da la impresión que no os importaría nada que a partir de ahora la gente os conociese como DNR en lugar de Dinero…

Todos: ¡Para nada!

Rubi: ¡Por qué no!…. Nos gusta igual… DNR viene ya desde hace tiempo, desde que Sean le puso a su ampli con cinta DNR.

Ekain: Nos da igual ya, llevamos tanto tiempo con Dinero… a mi ya… Si casi a “Año Perro” le llamamos “DNR”.

Rubi: Sean: Se ha convertido en el logo de la banda. De hecho en la portada del disco solo sale DNR no sale Dinero… por si te sirve de pista…

Sobre El Autor

Redacción A Coruña

Amante de la música de calidad en todos sus formatos.

Artículos Relacionados

Una Respuesta

  1. Nacho Silvestre

    Muy buena entrevista! Coincido en que es una banda que suenan “de fuera de España” pero a mucha gente se le hace raro que canten en castellano. Me parece muy bien porque como ellos dicen, el rock en España ha estado muy encasillado en el rock urbano. Un saludo!

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Blue Captcha Image
Refrescar

*