Breton nos enseña su último largo “War Room Stories”.

Con cierto retraso, comenzaron sobre las 21:30h los londinenses su concierto en la Sala Charada de Madrid, uno de los dos que harán en España, el otro fue este sábado en Barcelona. Con la sala sin llenar, parecía más un concierto ‘íntimo’ que una presentación de LP como era el caso de ‘War Room Stories’, su segundo largo después de ‘Other People´s Problems del 2012’. Comenzaron la actuación con una de las canciones que más tirón está teniendo “Got Well Soon”. Roman Rappak, el frontman, ponía los pies sobre la tierra de la Charada con esta canción, voz y guitarra,  su single de este disco y que, para mis oídos, se quedó en una canción más.
Breton

Seguido de este primer tema, mezclaron en su setlist temas de su anterior LP, Pacemaker y Edward the Confessor, que fueron acompañados por los vídeos que traen a sus conciertos, cosa que, a nivel audiovisual se agradece pero que por la situación de la pantalla a la izquierda del escenario, quedaron a los ojos de los simples ‘curiosos’ porque había que o prestarles atención a ellos o girar la cabeza para ver los audiovisuales.

Con “302 Watchlovers” y “Envy”  nos iban presentando  poco a poco los nuevos temas e intentaban animar a la sala que, muy lentamente y en grupos reducidos,  se movía gracias a los integrantes de Breton los cuales animaban al compás de palmas y gestos pero, muchas de las veces, insuficientes.

Sus bases enérgicas y pequeños conatos de hiphop son acompañadas de sonidos electrónicos en forma de beats, y es que todos los temas no están mal mezclados con la guitarra, el bajo y por supuesto la batería, cosa que me sorprendió gratamente. Hay que reconocer que no se les dan mal los instrumentos, ya que en todo el concierto, exceptuando al batería, tocaban sin ningún problema y con una buena calidad musical todos los instrumentos, desde los teclados, el bajo hasta las guitarras.

Breton

Otros temas que entraron en el setlist fueron “Governing Correctly”, “Jostle”,  “Fifteen Minutes”  y “S4”. Así, con esta última canción terminaron el concierto que duró poco más de una hora. Ganas, intención y entusiasmo pusieron en todo momento en el concierto y el público, a ratos, se animaba con sus canciones sintentizadas y electrónicas.

Con las expectativas de conocer un poco más a fondo la música de esta formación, y sobre todo su directo de este último LP, llegué al concierto pero lo cierto es que me dejó un sabor agridulce, no me llegó a convencer del todo, tampoco la acústica ayudó mucho, pero es verdad que esperaba algo más de un lanzamiento de un LP. No llegaron a tocarlo completo  y de ahí me hace pensar que el setlist era algo justo. Puedo llegar a escuchar ciertos aires a VETO, pero imposible compararlos con los nórdicos. Que Breton poseen temas bailables y de calidad, eso no lo discuto, pero a lo mejor yo espero de un concierto algo en todo su conjunto y el de este viernes ha pasado sin pena ni gloria por mis oídos. Hay muchas críticas buenas de este grupo y puede que me equivoque o que este tipo de grupos más ‘comerciales’ me convenzan menos, pero me quedo con la impresión de que Bretón es un grupo de dos temas, por lo menos a día de hoy.

Sobre El Autor

Fotógrafo

Poniéndole BSO a mi vida cada día y que alimento con pequeñas dosis fotográficas. Ni un día ni momento sin música.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Blue Captcha Image
Refrescar

*