Con una hora de retraso y la sala Madchester llenándose cada vez más, el público enloqueció al ver pisar a Izal el escenario. Era la segunda vez que actuaban en la sala Madchester, pero esta vez lo hacían con un “sold out” que hizo repetir al grupo un día más para que nadie se quedase con ganas de ellos. Y es que en esta nueva gira de “Agujeros de gusano” están entrando fuerte en todas y cada una de las ciudades por las que pasan, así que aquí no iba a ser menos.

“Despedida” da inicio a su nuevo disco y al concierto en el que, desde la primera canción, el público no paró de cantar, de seguir cada letra, de gritar y vivir el concierto con palmas y saltos. Seguimos con “Hambre”, una canción donde sus cambios de ritmos nos hacen movernos por toda la sala.

Mikel (voz) recordó la primera vez que tocó en Almería, donde venían acompañados del grupo Cyan, del cual recomendó la escucha. Y nos adentramos en “Asuntos delicados“.

Izal

Aunque este concierto era presentación del nuevo disco no se olvidaron del primero: “Magia y efectos especiales” y de los temas que lo componen, recordando unos de los momentos más especiales del festival  Sonorama en la plaza del Trigo y su canción “Que bien”, un tema que a cualquiera llena de positividad.

Mikel presentó al ukelele de la banda para empezar “Conclusión en Do para ukelele” y los asistentes empezaron a vocear “u-ke-le-le” hasta que está comenzó. “Jenna Fischer” llenó la sala de una atmósfera muy especial que inundó a todos los presentes.

Continuamos con “Agujeros de gusano”, la canción más personal de Mikel y de muchos asistentes. Se sabe que esa canción tiene algo especial que atrae, que nos hace estremecer y bailar (cómo no) al mismo tiempo. Mikel, antes de empezar a tocar, quiso compartir con nosotros la idea que tuvieron de meter a Alba, la hija del técnico de sonido, en la canción.

Y con un ambiente cada vez más cercano y lleno de energía en toda la sala, Mikel intenta en “Pánico práctico” que el público cantara bien y entrara a tiempo con la letra. Este acercamiento hizo reír a muchos de los asistentes por la torpeza y descompás.

La triología de los tres epílogos, nos hace meternos en un mundo paralelo que poco a poco asciende, gritando a pura voz “Te obligaremos a callar, cuando apretemos los dientes y echemos a volar”.

Izal hace un pequeño descanso agradeciendo la respuesta de los asistentes y con la ovación del público pidiendo “otra”, vuelven a salir, para cantarnos unas de sus canciones más reconocida “Magia y efectos especiales”. El concierto finalizó con  “La mujer de verde” y un público lleno de energía y buenas vibraciones.

 2013-11-30 23.57.03

Cerrando así la primera noche, Izal nos ofreció un gran concierto en la sala Manchester, con un merecido Sold Out.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Blue Captcha Image
Refrescar

*