El festival Ecopop vivió su segunda jornada con las actuaciones de Los Reyes Catódicos, Izal, Second, Corizonas, Dorian y Vecinos Djs

Crónica: Miguel Chorusman
Fotografías: Alfonso Mansalvas y El Perfil de la Tostada

El sábado arreció el calor, la brisa que mantenía frescos a los festivaleros la noche anterior desapareció por completo y la única solución que quedaba para sobrellevar la canícula era hidratarse bien, ya cada uno elegiría con qué.

Los primeros en abrir fuego fueron Los Reyes Catódicos, formación oriunda de Candeleda y que, con apenas seis meses de vida, han conseguido: ser finalistas de Proyecto Demo de Radio3, aparecer en los conciertos de Noisse Off y hacerse un hueco en este Ecopop, ¡ahí queda eso!. Y es que esta banda liderada por Baldo tiene un sello diferente, que engancha, que no deja impasible. Su sonido inclasificable y con toda la intención porque sus influencias les llevan desde la música de los 60’s hasta la corriente indi de Los Planetas, pero a la vez un poco hartos de las modas, han decidido ponerse el mundo por montera y hacer lo que les apetezca. Letras punzantes como “Mi Borbón favorito” o “Hijos de la grandísima” tienen su contrapunto perfecto en temas relucientes como “Lleva el número siete” o “Nunca he sabido bailar“. Hicieron cantar y bailar a los presentes, buena apuesta por parte de Ecopop.

Los Reyes Catodicos

Los Reyes Catódicos

Ya metidos en harina, con la faena perfectamente encaminada, saltaron los esperados IZAL. Muchos eran los que todavía no habían visto a Mikel y los suyos en directo y tenían que conformarse con quemar una y otra vez sus canciones enlatadas. Estos no desaprovecharon la ocasión para cantar y bailar sus canciones como si no hubiese mañana. Los seguidores de IZAL son fieles y eso quedó plenamente demostrado a cada primer acorde que dejaba entrever el tema que se avecinaba. A los autores de “Magia y Efectos Especiales” se les nota el rodaje, la finura de su trabajo reluce en los pequeños detalles que van destapando en escena. No están parando de tocar durante todo este verano, tarea que compaginan como pueden con la preparación de su próximo trabajo que tiene visos de salir el otoño que viene. El listón para ellos está cada vez más alto pero cuando tienen que ponerse delante de él lo salvan sin problemas. ¡Chapó!

Second saltaron a escena ataviados con su nuevo uniforme de guardianes de seres cibernéticos. Están comenzando a rodar los nuevos temas que conforman su nuevo trabajo “Montaña Rusa“, aún por estrenar y sin embargo ya se nota que canciones como “2502” han calado fuerte entre sus seguidores.

SECOND_GRUPO

Second

Muy motivados, con Sean dándolo todo desde el minuto uno, incluso cuando todavía el público estaba cogiendo posiciones, demostraron porqué se han ganado a pulso un sitio privilegiado en la escena independiente. Apenas se dejaron clásicos en el tintero teniendo en cuenta el tiempo reducido que se tiene en los festivales. Parte de la banda terminó literalmente por los suelos mientras otros levantaban sus instrumentos como si de un trofeo se tratase. Una vez más Second no defraudó.

Y si el final de los murcianos fue apoteósico, la entrada de Corizonas y más concretamente la de su cantante Javier Vielbano no se quedó atrás. La banda llevaba un par de minutos sobre el escenario cuando por el lateral apareció la frondosa barba de “El Meister”. Con los brazos en alto y de un negro riguroso, se acercó hasta el borde del escenario para saludar y acto seguido unirse a la banda con el único instrumento que se toca sin ser tocado, el theremin.

CORIZONAS_GRUPO

Corizonas

Su concierto fue impecable. La mezcla de Los Coronas y Arizona Baby tiene mucha carretera a sus espaldas… muchas horas tocadas, y el resultado sobre el escenario es un show de muchos quilates. Javi Vacas se trajo hasta Candeleda su contrabajo y no me quiero imaginar lo que debe ser una gira con semejante bicho a cuestas pero todo suma y el sonido de este instrumento se agradece.

Repasaron su disco “The News Today” y su ep de 2012 “I wanna believe”. Particularmente me quedo con “Piangi con me” (The Rokes), “Run to the woods” y la excitante “Danger! High Voltage” (Electric Six) que además sirvió para cerrar su concierto. Para muchos este fue el gran concierto del festival.

Ya estábamos alcanzando la recta final del Ecopop 2013 y solo quedaba la actuación de Dorian, sin duda una de las bandas más esperadas, pero el parón de casi una hora entre que finalizaron Corizonas y terminaron de montar la nueva escenografía que llevan los catalanes se hizo bastante duro para algunos a estas alturas del festival.

Para evitar el sopor Vecinos Djs, que eran los encargados de amenizar las transiciones entre grupos, subieron decibelios para levantar al respetable con el “I love it” de Icona Pop que uno ya no sabe si es más conocido por sí mismo o por la versión de Nancys Rubias, Mario Vaquerizo mediante.

Dorian

Marc Gili

Eran ya más de las 3 y veinte de la mañana cuando subió al escenario la formación liderada por Marc Gili sorteando los triángulos traslúcidos que abarrotan el escenario de su gira “La velocidad del vacío”. En perfecta formación y tirando de graves como si no hubiese mañana, Dorian se marcaron un concierto excelente, pero sin duda alguna marcado por el apagón que se produjo cuando el grupo electrógeno que mantenía el escenario se quedó sin gasoil. Un fallo imperdonable, un coitus interruptus de los que no se recordaban y que hizo que, por ejemplo, por la clásica configuración de los set list de las bandas que siempre dejan sus grandes temas para el final, nos quedáramos sin escuchar “Los amigos que perdí“. Hubiese sido el colmo que muchos de los que se desplazaron hasta Candeleda para ver a Dorian se quedasen sin escuchar el tema por excelencia de la banda “A Cualquier otra parte” pero este, “La tormenta de Arena” y “El temblor” se salvaron de la quema.

Esta novena edición del Ecopop ha seguido por la senda de sus anteriores ediciones conformando un cartel atractivo y desbordante de talento. La localidad de Candeleda se llena de festivaleros que este año han superado en número a los de su predecesor, pero seguimos sin ver un reflejo de este ambiente en el pueblo. El único punto donde se respira música es dentro del recinto del festival y creemos que tal como se está poniendo el panorama de la música y los festivales más concretamente en nuestro país, hay que destacar por algo más que por un buen cartel.

Festival a festival vemos como los asistentes valoran casi en igual medida el cartel del festival y los aspectos que rodean al mismo, por lo que si Ecopop quiere convertirse en uno de los grandes tiene que dar un paso al frente en este aspecto. La organización vale para ello y el entorno también. El año que viene volveremos para comprobarlo.

[CRÓNICA DEL PRIMER DÍA DE ECOPOP – VIERNES]

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Blue Captcha Image
Refrescar

*