El próximo viernes 16 de agosto CYAN actuará en el festival Sonorama celebrado en Aranda del Duero.

Entrevista y fotos por María Herrera

Era una tarde de julio y el calor del asfalto secaba las gargantas en la ciudad de Madrid. La señora del parquímetro se frotaba las manos al vernos llegar en coche a Rockola. ¡Qué curiosa profesión la de poner multas!

Minutos después llegaba Javi para charlar con nosotros de energías renovables y botánica, ¿de qué si no? Pedía una botella de agua y las palabras comenzaban a fluir.

María-  “La vida y su sentido es como un compuesto de lapsos de tiempo de diferente duración e intensidad. Estos lapsos sirven de punto de referencia sobre los que construir las decisiones. Delapso es el mapa de quien uno es, de su vida hasta el momento actual en el que se encuentra”. Aprovechando está definición que vosotros mismos acuñáis, ¿qué puntos de referencia os han llevado a romper con la línea que teníais en el anterior disco? Antes erais más suaves en el disco y rompíais en el directo, pero ahora queréis justamente lo contrario, que no haya es contraste con el directo.

Javi -“Historias para no romperse” fue realmente nuestro primer disco. Es con el primer disco con el que empezamos a girar, a salir de casa, a tocar mucho. Con el que empezamos a ver qué tipo de banda éramos. Tendimos en ese disco a bajarnos un poco, a desapretarnos un poco las tuercas y a apretárnoslas mucho en directo. En directo cada vez íbamos como a más. Llegaba un punto en el que las canciones no nos daban para donde queríamos llegar. Entonces pensamos que queríamos hacer un disco de estas canciones que se aguantan en directo, de estas canciones que queramos defender durante meses. Fue eso: la necesidad de sacar con mucha naturalidad todo lo que teníamos dentro.

¿Influye la trayectoria entonces?

Influye mucho. Seríamos otra banda distinta si no hubiésemos pasado por todos los conciertos y  por toda la carretera que hemos pasado.

Javi de CYAN

¿Piensas que en este contexto de la música independiente es más importante el directo? ¿Es donde más se ve a los músicos al desnudo?

En todos los contextos es muy importante. No más. Es muy importante ver a los músicos en directo porque es donde no hay ni trampa ni cartón. Tienes un acercamiento a la música mucho más directo. El bajo te está marcando en el esternón. Hay como una relación más física con la música. Entonces yo creo que al final es en todos los contextos.

También es muy importante la fase de composición y la canción en sí al margen de que la oigas o no en directo. Pero para nosotros como banda el directo es muy importante.

¿Crees que el público de este tipo de música valora más el directo que en la música comercial?

Supongo que de otra manera. Al final en música comercial los Backstreet Boys llenaban estadios. Supongo que en diferentes estilos se valora de manera distinta.

¿Cómo es vuestra relación con BMG?

A nivel artístico somos totalmente independientes. En nuestras canciones no hay nadie más que decida que nosotros. En nuestras letras no hay nadie más que decida que nosotros. Solo entre nosotros (Gorka, Jordi, Sebas) nos ponemos límites.

Nuestra relación con BMG y con nuestro management es muy buena, como de amistad. Es una gente a la que le gusta lo que estamos haciendo y, claro, cuando tú te metes en un sitio que te está gustando pues no quieres meter mano en ningún lado. Entonces a nivel de sello, lo que hacen es apoyarnos, sacar nuestro disco y ayudarnos en temas de derechos. Es como un equipo, como una familia.

¿Alguna vez os habéis planteado la autopromoción como, por ejemplo, hizo Vetusta Morla al sacar su propio sello?

Nos lo hemos planteado. De hecho, con “Historias para no romperse” estuvimos a punto de hacerlo. Pero fue cuando conocimos a nuestro management y a BMG. Entonces no nos hizo falta.

Jordi de CYAN

¿Qué opinas de iniciativas como la del crowdfounding? Ruidoblanco la han utilizado recientemente para su último trabajo.

La veo buenísima. He visto que Izal también lo ha hecho para un trabajo suyo.  De hecho, yo he colaborado en las dos.

Me parecen cosas muy buenas. El hecho de poder dar a la gente una opción con la que explicarles cómo están ayudando y que sientan que están ayudando. Al fin y al cabo, la gente cuando compra un disco también está ayudando a la banda. Lo que pasa es que la gente no es tan consciente en este caso y luego se oyen críticas a los precios de los discos. Yo pienso que si supieran todo lo que hay detrás de un disco, quizás no opinarían lo mismo… El problema es cómo se dividen esos 20 euros. Ahí no voy a entrar. Pero eso sí que está mal dividido.

Entonces el crodwfounding hace más evidente esa relación de apoyo a algo que tu quieres que siga fluyendo.

¿Habéis pensado alguna colaboración?

Estuvimos pidiendo colaborar a una artista que nos gustaba mucho. Pero no ha salido. No tenemos planes de hacer alguna colaboración grabada.

¿Os gustaría colaborar con alguien en concreto?

En concreto, nos habría hecho ilusión con Silvia Pérez Cruz, una cantautora catalana.

Lo que pasa es que nos cuesta encontrar el sentido a una colaboración. Nos gustaría hacer una colaboración si eso hace que cuando tú oigas la canción sea mejor, más interesante. No por el hecho de colaborar con alguien porque nos convenga.

Una colaboración, en nuestra opinión, ha de tener mucho sentido. Puede que las voces cuadren muy bien. O que sean diametralmente opuestas, pero eso es lo que le de gracia…Eso es lo que nos interesa, pero ahora mismo no tenemos nada en mente.

¿Qué te inspira a la hora de componer las letras?

Depende del disco. Por ejemplo, en este disco me han inspirado personajes que me han llamado la atención, muchos libros, biografías de escritores. Me han inspirado mucho fenómenos de sociología, síndromes, películas, las relaciones con mi familia. Yo creo que todo lo que me envuelve…Noticias, que me han chocado en especial y han sido el detonante de una canción.

¿Entonces concibes las canciones como estructuras individuales?

Sí. Lo que pasa es que a veces no te das cuenta y hay una estructura individual que empieza a afectar a la otra y entonces creas canciones como hermanas. Algunas son hermanas. No sabes bien cuál es el vínculo, pero existe.

Por ejemplo, no tengo un tono de escritura ni me gusta porque no las hago bien. Canciones más costumbristas que hablan de ir al bar y tomarte una caña. Hay gente que hace muy bien esto, pero yo no soy capaz.

Nuestras canciones tienen como una unión, pero sí que son bastante independientes.

Pienso ahora en el disco 1999 de Love of lesbian que en cierta manera cuenta toda una historia que transcurre en diez años, hasta el 2009. ¿Te parece que esta estructura es atractiva?

Me parece atractivo, pero yo no lo haría ahora.

Me sorprendió muchísimo el juego que hicieron con el último disco Facto Delafé. Sacaron un disco doble. Hicieron 10 canciones y otras 10 canciones. Un disco es como el feliz y el mayor y el otro el oscuro. Es la misma canción, per cambian algunas cosas de la letra que hacen que sea la canción un pelín más oscura. No lo he visto en ningún lado y me pareció una cosa muy interesante.

Presentación nuevo videclip de CYAN

¿Qué es para ti una canción?

Una canción para mí son muchas cosas. Pero en este disco, Delapso, una canción es un modo de recordar algo que te parece importante o de compartirlo.

Al final la música es compartir, comunicar.

Sí, compartir experiencias. Comunicar ideas que te parece que valen la pena, que trascienden de ti. Tú has entendido una cosa a tu manera, pero al final cada uno viaja en una dirección.

¿Cómo es tu relación con el público?

Creo que para entender y disfrutar este disco, hace falta una parte de esfuerzo. No puedes pretender solo que sea como si te tirasen un cubo de agua y entonces tú te mojas. No. Has de meterte en el mar. Has de empezar a caminar. Te has de ir mojando, cada vez más hasta que llega un punto en que te hallas nadando sin darte cuenta. Te encuentras nadando a gusto. Es un problema a veces por los tiempos que corren. Con este exceso de información a la que estamos todos expuestos, hace que sea difícil que la gente tenga ganas de darle tiempo a las cosas. Pero es lo que yo creo que este disco requiere.

CYAN está de gira por España con su nuevo disco Delapso. Después de su concierto en el Arenal Sound, su próxima parada es en el Sonorama. Pero, ¡que no cunda el pánico! Si las fechas de sus vacaciones no están cuadrando con las de los festivales aún quedan más oportunidades de disfrutar del directo de CYAN. El 22 de noviembre tocarán en Madrid, en  la sala Caracol, y el 29 de noviembre estarán en la sala Apolo 2, en Barcelona.

VN:F [1.9.22_1171]
Valora esta noticia
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Blue Captcha Image
Refrescar

*