Última Experiencia cierra su gira en la Sala El Sol de Madrid convirtiendo el concierto en una verdadera fiesta con su público.

Con música de Ennio Morricone entraban el trío madrileño Última Experiencia en el escenario de la emblemática sala El Sol de Madrid, para dar el último concierto de su primera gira. Al más puro estilo western, retaban a su público a pasar una gran última experiencia musical.

Empezaban el concierto con ‘La casa de la bruja’, tema que da nombre a su primer LP, que con aires de rock sureño y una intensidad increscendo consiguió crear una atmósfera envolvente e hizo entrar en calor a los presentes.

A través de su repertorio, Última Experiencia dieron un estupendo espectáculo de sonidos con una base de rock setentero americano, incluyendo ritmos de blues, soul, pop, o rock sureño americano. Consiguen así un concierto ecléctico lleno de ‘American Style’ contrastando con sus letras en castellano. Una mezcla que puede gustar más o menos, pero que sin duda aporta un estilo personal y no muy corriente dentro del panorama musical español.

Con ‘Madrid’, hacen un homenaje a su ciudad, desde el punto de vista del amor/odio que la profesan. Seguían con ‘He muerto hoy’, un tema llamativo por su aire de spagueiti western, y con el que el vocalista declara estar haciendo de nuevo un guiño a la música de Ennio Morricone.

En la mitad del concierto, nos cuentan que llega el momento más intimista invitándonos a soñar y a sentir con un intenso soul, en el que la guitarra se apropia de gran parte del protagonismo, fundiéndose con la voz del solista.

Con la entrada de Juan de Dios Martín en el escenario empieza uno de los momentos más intensos de la noche. Su colaboración con el teclado en ‘Castillos’, un tema muy melódico y suave, lo convierte poco a poco en un tremendo espectáculo de psicodelia musical cuando la guitarra solista empieza un poderoso solo, y el teclado le sigue, transmitiendo al público una enorme energía (con Juande todo suena como Dios).  El buen rollo continúa con ‘La rueda gira’, tema dedicado, con cierto tono melancólico, a los colegas y las noches compartidas. ‘Berlín’ regresa a los sonidos más sureños, aunque con una melodía muy indie que nos devuelve al siglo XXI. En este caso hay que destacar la acción del bajo, que cobraba voz y vida propia.

Ultima-experiencia-Juan-De-Dios

Al comenzar ‘Ave Fénix’ hacen un guiño a la vieja guardia, a toda la gente que les sigue desde sus comienzos y que les han acompañado muy de cerca a lo largo de sus 10 años de trayectoria. He de decir que se notaba que estábamos en el último concierto de la gira, ya que estábamos viendo a un grupo ya experimentado, muy hábil en captar la atención y simpatía de su público; estaban relajados y disfrutando del fin de esta aventura con buenas vibraciones.

Cuando el grupo estaba ya totalmente metido en el concierto, y disfrutando, dieron un toque de ironía con ‘Toda una estrella’, una crítica al mercado musical de estrellas con fecha de caducidad que nos bombardea en tv, donde la guitarra se luce desde el principio. Poco a poco las letras se vuelven más incisivas e inconformistas, como ocurre en ‘La cima de la montaña’, uno de sus temas más rockeros que hicieron saltar a todos los allí presentes. Continuaron estos ritmos bailones con el de las caderas de ‘Ladyizabella’, otro tema rockero y sexy que se eligió como primer videoclip del disco.

En los bises relajaron por un momento al público con ‘Mi blues y yo’, pero les faltó tiempo para volver a sus bases más rockeras, terminando el concierto con ‘La espiral’. En este momento el grupo pidió a todo el que quisiera que subiera a cantar y bailar con ellos. El escenario se llenó de gente. Compartieron el micrófono y bailaron con su público convirtiendo el concierto en una verdadera fiesta de fin de gira.

Ultima-experiencia-fin-gira

VN:F [1.9.22_1171]
Valora esta noticia
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Blue Captcha Image
Refrescar

*