Luggoni puso voz al alma en un recital pequeño y acogedor, como el local que lo albergó. El grupo presentó los temas de su último EP, ‘Quizás…’.

‘Los solitarios’ fue la canción de arranque de Luggoni para el pequeño pero grande concierto que ofreció Luggoni en el bar Escocia de Gijón. Pequeño en cuanto al  aforo, grande en cuanto a capacidad de su música para teletransportar personas de un reducido espacio a la inmensidad de un mar de sensaciones.

Con ‘Acto de salón’ se evidenció de forma palpable la elegancia del violín obra de María Merayo, la sinceridad inherente a la voz de Luis ‘Luggoni’ (también a la guitarra) y una percusión certera a cargo de Manu Molina (fantástico y sorprendente con toques como el del spring drum) que encadenó el compás de las emociones, al igual que ocurrió con ‘Rompecabezas’ y ‘Los tres jueces’.

Una cuerda rota: la excusa perfecta para los fumadores. La espera se hizo más llevadera con ‘What’s up’ de 4 Non Blondes que acertadamente pincharon mientras Luis arreglaba la guitarra. Tras el breve parón, turno de ‘La primera piedra‘, un tema con garra que reanudó la intensidad del recital.

Luggoni durante el concierto en el bar Escocia de Gijón. / J. VICENTE

Luggoni durante el concierto en el bar Escocia de Gijón. / J. VICENTE

Momento de versión con Keane y su estupendo ‘Everybody’s changing‘ que trasladado de Inglaterra a Asturias no sólo no pierde sino que se adapta a la perfección al registro intimista de Luggoni sin malograr un ápice de brío. ‘La batalla de los egos’, más enérgica que el registro general, manifestó su capacidad de copar el ambiente. Interesante porque este tema pertenece a su último EP, grabado este mismo año, al igual que el siguiente, ‘Personas que se despiden junto antes de conocerse’. Y si Luggoni puede demostrar que no sólo se siente cómodo en la cadencia lenta sino que se atreve con ritmos más rápidos y rockeros, tiene la puerta del cielo abierta. Lástima no haber podido escucharla con la banda al completo, pero pese a la falta del teclado y el bajo posee una fuerza indiscutible.

Las presentaciones habitualmente tienen sabor a despedida y Luggoni hizo lo esperado no sin antes regalar a los presentes ‘Quizás‘, que da título al nuevo EP. A continuación se atrevieron con unos de los grandes, Depeche Mode, y su himno ‘Enjoy the silence‘ que, violín mediante, puede medirse a la original de los británicos.

El final llegó con ‘En el aire’ y ‘Juntos podemos’. El final es un decir. Porque Luggoni no ha hecho más que empezar, si ellos y nosotros queremos.

Conoce más sobre Luggoni en la entrevista que les hicimos.

El nuevo EP de Luggoni firmado por el grupo para El Perfil de la Tostada.

El nuevo EP de Luggoni firmado por el grupo para El Perfil de la Tostada.

Sobre El Autor

Redacción Asturias

Periodista y melómana. Crecí con la música y no he parado nunca de aprender de nuevos sonidos y sensaciones. Amante también de las palabras, todo junto hace la canción perfecta.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Blue Captcha Image
Refrescar

*