Pablo Valdés ofrece hoy jueves y mañana viernes sendos conciertos en Oviedo. El autor de ‘Destinos separados’ se refleja en grandes como The Boss o Tom Petty amoldando ese rock americano a su propio estilo y con letras en castellano.

Premio AMAS (los galardones musicales que concede el Gobierno del Principado) a mejor letrista. ¿Es un piropo que te digan que escribes bien?

Depende de quién te lo diga… Más que escribir bien escribo a mi manera, y que me tengan en cuenta para un premio como ese siempre es una motivación para seguir ahí.

En 2008 recibiste el de mejor canción por ‘Amor en vena’ y el de artista revelación. ¿Qué queda de ese artista incipiente?

Supongo que los cimientos.

‘Destinos separados’ (2012) es ya tu cuarto disco. ¿Qué te ha enseñado la experiencia y que no tuviera el primero?

Pues lo primero que me viene a la cabeza es la pre-producción y luego un montón de cosas que fui aprendiendo por el camino…

¿El rock es para ti un estilo musical en el que te sientes cómodo o va más allá y es una forma de entender la vida? ¿Por qué?

Ambas, PORQUE SÍ. (Risas)

“Siempre hay alguna canción para algún momento”, cantas en ‘Blues de los ojos cerrados’. Pongámoslo a prueba. ¿Qué canción tendría este instante?

Ahora mismo está sonando ‘Vivir sin recordar’ de Le Punk.

Personalmente comulgo con la idea a la que se refiere ese verso de la canción. Canciones que al escucharlas evocan grandes momentos como si de una película se tratara. Y supongo que a la hora de componer será parecido… Siendo así, ‘Dame una señal’ debe de ser una de las canciones más desesperadas y sinceras escuchadas últimamente. “Me dijiste que era solo rock&roll”, que te espeten eso… Eso se relaciona con mi siguiente pregunta: ¿Las canciones se nutren más de lo malo que de lo bueno? ¿Es una forma de expiación?

…Y me quedé clavado…

Como tú dices al principio aparte de evocar, se nutren de momentos (a veces son instantes y a veces años), tanto buenos como malos… Lo que pasa que algunas están envueltas en un halo de nostalgia que puede dar lugar a confusión…

Más que forma de expiación, en mi caso es una forma de terapia.

Tú eres de Oviedo. Me gustaría que como músico y ovetense nos dijeras cuánto hay de cierto en esa aseveración que dice que en la capital no hay buena música, o locales suficientes donde tocar.

Está claro que hay buena música… Y para los incrédulos www.pablovaldes.es (risas).

En cuanto a los locales, no hace demasiado tiempo se podía tocar en casi cualquier garito pero las cosas han cambiado mucho… creo que tiene más que ver con política que con rock and roll.

¿Nos miramos siempre en Madrid -o Barcelona- el resto de provincias para desenvolvernos musicalmente? ¿Crees que eso es bueno?

Es como todo, Madrid y Barcelona tienen cosas buenas y cosas malas, lo bueno sería aprender de las buenas y tratar de mejorar las otras.

¿En qué anda Pablo Valdés metido ahora?

Sobre todo en canciones nuevas.

Próximos conciertos de Pablo Valdés:

  • 18 de abril: La Antigua Estación (Oviedo) 23 horas
  • 19 de abril: Blanco Satén (Oviedo) 23 horas. Entrada libre.
  • 27 de abril: Sala Zanzibar (Madrid)

Sobre El Autor

Redacción Asturias

Periodista y melómana. Crecí con la música y no he parado nunca de aprender de nuevos sonidos y sensaciones. Amante también de las palabras, todo junto hace la canción perfecta.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Blue Captcha Image
Refrescar

*