Libens nos presentaron su nuevo álbum Diapausa en la sala Siroco

Jueves 21/03/2012 - Sala Siroco

El término que Libens ha últilizado para su nuevo trabajo “Diapausa”  remite a un singular proceso de hibernación que realizan algunos animales con el fin de aislarse y acumular energía frente a las situaciones adversas. Y eso es lo que han hecho, encerrarse para echar toda la carne en el asador y sacar un discazo. Atrás ha quedado su EP y ahora arrancan con unos ritmos nuevos, acompasados y que en directo suena muy bien. No voy a encasillarlo en un estilo determinado, porque no lo tiene ya que cada uno de los cuatro tienen sus influencias pero lo que sí sé que lo que hacen es rock, ¿Pop Indie? Podría ser, pero que cada uno agudice sus oídos y decida en qué lugar ponerlos.

Minutos antes de comenzar el concierto ya se podía notar que algo nuevo entraba en el escenario pero sin perder la base que les une, la amistad y la pasión por la música y eso encima de un escenario, se nota.

libens-sirocoLos primeros acordes vinieron con “Condenados”, así ponían en situación a los que esperábamos las voces y los sonidos como agua de mayo. Seguido de “Diremos que nos confundimos” y “Ciudad dislexia” empezamos a comprender, poco a poco, las letras penetrantes y los ritmos que este grupo tiene en su haber. Siguiendo con el repertorio, un tema de EP “Tiempo y Excusas”,  el primero rompedor y con una letra presente en la vida real (para mí uno de los mejores), el segundo melancólico y los dos muy bien unidos en el setlist.

Como no podía ser menos, dos personas que han influido tanto en Ove ( vocalista y bajo del grupo) como en Libens salieron al escenario para agrandar, un poco más, el concierto que estaban regalando a nuestros oídos. Ahí salió Javo (Inlogic) con su guitarra y de la mano incondicional de Ove para marcarse un Duet al ritmo y compás de Pearl Jam y su “Nothingman“. Una canción emotiva y con una puesta en escena de dos amigos que llevan mucho tiempo juntos compartiendo música y grupo. Para cerrar este impás, se subió Manu (Cantante y guitarrista de Havalina) a deleitarnos con sus acordes en “Volveré” mientras Victor ponía sus manos en los teclado, otro gran momento.

Ya los cuatro solos en su andanza por el escenario de Siroco, volvieron con “Ausencia”, “Todo va a arder”, “24” e “Intro” (otra que, en mi opinión, es de las que hay que escuchar muchas veces), dos de los temas nuevos en el LP y otros dos recuperados de EP, los cuatro igual de buenos y con ritmo.

Llegados a este punto, con el público entregado a ellos y viceversa cerraban el concierto con “Miedo” y “Qué más da”libens-siroco (me quedo con la versión del EP porque tiene más presencia el bajo), dejando a todo el mundo con la boca abierta, en un mar de aplausos y gracias porque el concierto que habían hecho era digno de esos gestos de agradecimiento por llenarnos la cabeza de letras melancólicas, realidades como puños y sensaciones de hacer mejor las cosas o, por lo menos, intentarlo.

Iago en la batería, Victor y Rafa a las guitarras y Ove al bajo y con su característica voz que enamora, nos han dejado con ganas de más, de verles en directo y de grabar más discos. Porque hay que reconocer que se siente la música desde el primer momento, suenan de maravilla y con una sensación de grupo importante.

La producción de Manu Cabezalí y los arreglos de guitarra, la grabación en los estudios El lado Izquierdo de Dany Richter y Ana Franco y el encierro de estos cuatro amigos ha dado este gran resultado.

Si queréis comprobarlo vosotros mismos, aquí tenéis el enlace al concierto gracias a AgoraMusic (http://agoramusic.es/conciertos/2013/libens/libens-en-sala-siroco)

Fotos y crónica de Javier García Nieto

@jgarciani

 

Sobre El Autor

Redacción A Coruña

Amante de la música de calidad en todos sus formatos.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Blue Captcha Image
Refrescar

*