Beach House dió un concierto en la Sala La Riviera de Madrid

Los reyes de dream-pop, el término acuñado para tratar de definir un subgénero que valdría para infinidad de propuestas musicales (desde los fundamentales Cocteau Twins a los actuales y más electrónicos M83), se pasaron por Madrid para deleitar a todos sus seguidores aférrimos durante una hora y media de concierto.

Este es ya el tercer concierto de la banda en su gira por España. Antes pasaron por Barcelona con dos espectáculos en los que colgaron el cártel de “Todo vendido” en la sala Apolo. En Madrid, ocurrió lo mismo que en la ciudad condal. Beach House tuvo el aforo completo, aproximadamente unas 2000 personas para un directo en el que el había más gafapastas por metro cuadrado que en cualquier concentración de hipsters.

La noche comenzó con la actuación del telonero, Marques Toliver, colaborador de ‘Veckatimest ‘de Grizzly Bear y favorito de Adele, un chico de tez oscura y rastas que se acompañó a su voz un precioso violín. Un show bastante entretenido para empezar a calentar motores ante lo que íbamos a ver.

A las 21:30 todo quedó en silencio, las luces y la música se fueron para dar paso al grupo de la noche, Beach House, el cual aparecieron brillando más que nunca, y es que la vocalista del grupo Victoria Legrand, eligió para su concierto en Madrid una chaqueta de lentejuelas plateadas con las que se la podía divisar a lo lejos sin dificultad.

La cantante encandiló a todo el mundo con su magnetismo, el que exuda su melena alborotada tras la que a menudo se refugia, el de sus ceremoniosos gestos, propios de una coreografía japonesa y, sobre todo, el de su voz, esa singular voz que es puro aire en movimiento.

Su último disco, “Bloom”, ha sido considerado por la prensa especializada como uno de los discos del 2012. Este último disco junto con el “Teen Dream” del 2010 fueron los que sonaron en la Riviera.

Durante el espectáculo el dúo se mostró tímido al público al que solo le dedicó unas pocas palabras: “Somos tan afortunados de estar aquí… ¿De dónde venís? ¿Del cielo? Esta es la mejor energía que he visto, gracias por traer esta vida, ¡buen trabajo!”.

Su música recuerda a The xx. Esa noche el público se dejó seducir por una sencilla y nocturna puesta en escena, así como por su música. “Other people”, “Wild”, “Norway”, “Troublemaker” y “Wishes” han hecho las delicias de un público que con “Irene” y un fondo plagado de estrellas ha puesto rumbo a casa con motivos, al menos hoy, para volver a soñar.

beach-house-new-album-single-bloom

VN:F [1.9.22_1171]
Valora esta noticia
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)

Sobre El Autor

Redacción Madrid

Periodista. Máster en Comunicación y Moda. Experta en Social Media, Marketing Digital y en todo lo que tenga un ritmo musical inolvidable. En la mayoría de mis ratos libres me encanta ser diseñadora gráfica y emborracharme a series que nadie conoce.

Artículos Relacionados

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Blue Captcha Image
Refrescar

*