Cuando los que están encima del escenario y los que están abajo tienen ganas, la noche apunta alto. Una noche de rock, amigos y radiografías. Así fue la velada del miércoles en la reconocida Sala El Sol. Teníamos una cita con Pasajero y no podía ser mejor plan.

La sala abarrotada, con el cartel de entradas agotadas colgado en taquilla esperaba entre cervezas a que los cuatro componentes del grupo saltasen al ruedo. Daniel Arias, voz y bajo; Josechu Gómez, batería; Eduardo Martín, guitarra; y Edu R. Paynter, teclados y sintetizadores; dan comienzo a la noche con ‘Platos rotos’, canción que sirve para dar entrada a lo que será la presentación de su primer LP radiografías. A ella le sigue ‘El Pozo y el péndulo’, canción que destaca por un potente bajo ‘fuzz’ de Daniel, y por esa melodía directa de puro rock, como el resto de los temas.

Se les nota cómodos mientras sus instrumentos y voces hacen las delicias de nuestros oídos. Es el turno de ‘Mañana’, y como nos dijeron al comienzo de la noche, llegaba la primera colaboración de la mano de Manuel Cabezalí de Havalina en ‘Accidentes’. El transcurso de la noche hace ver a un grupo que mezcla lo bueno del pop y lo bueno del rock de una forma diferente, fresca, ruidosa… Aunque las melodías aparentan ser similares, las letras de cada una de las canciones que forman este largo son minuciosas, trabajadas y con trasfondo. Es un concierto de amigos, de conocidos, de artistas y de público. Por ello, también colaboran Gelo Nutopia en ‘Tu circo’ y Alex Ferreira en ‘Volverme a preguntar’.

Es evidente que cuidan el directo y lo miman, siendo el teclado el que aporta una pizca de calma entre tanto latigazo. Como también latigazo es ‘Perdóname’, pero látigo al corazón, a la comprensión, a la ayuda y a todo lo que dicta la letra. Hubo lugar también para la inédita ‘Parque de atracciones’, y para los agradecimientos a todos los asistentes, amigos, conocidos y personas que de no ser por ellas no estarían subidos a ese escenario.

concierto pasajero sala el sol

Cuando llegaba la hora del cierre del show se preveía un bonito final, pero nadie se esperaba semejante fiesta. Primero fue ‘Borro mi nombre’, que si de por sí en unos auriculares suena contundente, en directo no tiene descripción. Garra máxima para un tema que se lo merece. Y seguido a ello, ‘Autoconversación’. Con un gran plus, cuatro individuos se posicionan delante del público y frente a la propia banda para hacer sonar los timbales. Ellos son ni más ni menos que Javi de Gizmo, Javier Couceiro de Havalina, Ekain de Dinero y Jorge de Vetusta Morla. Una auténtica familia de músicos dando fin a una noche de diez mientras caen globos negros y blancos desde lo más alto.

Desde luego, no borréis el nombre de este grupo de chicos porque con su buen hacer llegarán muy lejos.

… Y para muestra un botón … Aquí os dejamos este vídeo grabado en el concierto de la Sala El Sol por Maite Moreno (20.02.2013)

VN:F [1.9.22_1171]
Valora esta noticia
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Blue Captcha Image
Refrescar

*