La Asociación GRANADA EN OFF nació como una llamada de socorro, como una necesidad ante el abandono, cuando no directamente al maltrato, al que las instituciones públicas venían sometiendo al sector de la música alternativa en Granada.

Desde su creación, es indudable que la situación para la música en particular, y para todo el ámbito cultural en general, no ha dejado de empeorar, y por tanto ha hecho más necesaria aún la lucha de Granada en Off. Pero más allá de las motivaciones sectoriales, ante la actual coyuntura de deterioro político, moral e institucional que está llevando al país a una situación de emergencia nacional, la Asociación no puede permanecer ajena.

Por eso, siendo crecientes los agravios a un sector cultural al que se está estrangulando desde los poderes públicos, consideramos que es nuestro deber ciudadano levantar la voz ante la degradación democrática que vivimos, ante una corrupción generalizada que afecta a gran parte de las instituciones del Estado y ante el empobrecimiento criminal al que se ha condenado a la población.

Para combatirlo, Granada en Off se siente en la obligación de ejercer de altavoz de una parte importante de la sociedad civil, y exigir una regeneración democrática, sin la cual el resto de reivindicaciones sectoriales, las que motivaron el nacimiento de la Asociación, quedan como quiméricas aspiraciones de importancia relativa.

Ante esta situación cultural hemos de posicionarnos y unir fuerzas para contrarrestar la fulminante estocada que viene lanzando el Gobierno Central al sector cultural, una estocada que está denigrando la cultura y arrastrándola a su agonía. La Cultura y la Educación son los pilares del desarrollo personal, motor de cohesión y bienestar social y las bases en las que se asienta la idiosincrasia de un pueblo, y por tanto, entendemos, su libertad. Y además, es generadora de trabajo y de prosperidad.

Son nuestros bienes más preciados, sin ellos no somos nada, solo peleles sin alma fáciles de manipular. Por tanto, exigimos que nuestros impuestos sean gestionados de manera que contribuyan a favorecer a la Cultura, la Educación y la Sanidad.

Ante el recrudecimiento de los impuestos aplicados a los productos culturales no podemos por menos que mostrar nuestra indignación y total desacuerdo con la decisión del Gobierno Central con respecto al incremento hasta el 21% del IVA a la Cultura. Solo en el último trimestre se ha producido una pérdida del 30% del empleo en el sector musical.

Como país miembro de la Unión Europea, tenemos pleno derecho a reclamar que se equipare el IVA español al 13% de media que soportan algunos países europeos, o seguir el ejemplo de Francia, un país que protege su cultura, que con un IVA del 7% en abril del 2012, ha sido rebajado al 5,5% el pasado enero.

El afán recaudatorio por parte del Gobierno Central ha provocado además que algunos festivales señeros de nuestro país como el Primavera Club, encuadrado dentro del Primavera Sound, que se venía celebrando cada año en cuatro ciudades españolas, haya anunciado para la edición del 2013 el cambio de sus sedes a las ciudades de Burdeos (Francia) y Guimaraes (Portugal), para eludir una presión impositiva tan elevada. Y esto no es más que el inicio de una tendencia que va a provocar la desertización de la cultura en España y fomentará el exilio de músicos y eventos culturales, o lo que se podría considerar una “fuga de cerebros culturales”.

Granada en Off esta estudiando una vía legal de objeción fiscal en el sector como acto de protesta firme por la precaria situación económica a la que se nos ha sometido. Si nosotros, la sociedad civil, somos los que pagamos, nosotros, como mayoría, tenemos pleno derecho para decidir a qué se destina nuestro dinero. Y más conociendo la información oficial difundida públicamente en la que se explica que el presupuesto del Ministerio de Defensa ha bajado un 5% frente al de Cultura que se ha reducido en un 80%.

No se trata solo de cuestionar el IVA en la Cultura sino la cultura del IVA, una cultura que está fomentando el analfabetismo en las presentes y futuras generaciones.

Por otra parte, Granada en Off enfatiza la invisibilidad del sector musical independiente en Granada. En mayo de 2012, GRANADA EN OFF y GRANADA EN VIVO presentaron al Ayuntamiento de Granada una propuesta para la incorporación en la normativa municipal de la actividad denominada “Bar Musical con Música En Directo”, que tiene como objeto permitir y promocionar dicha actividad cultural en las condiciones legales exigibles.

A fecha de hoy, aún no hemos recibido respuesta. La aplicación de dicha normativa posibilitaría la celebración de música en directo en pequeños locales, fomentando el desarrollo de nuevas generaciones de grupos de música independiente. Instamos al Ayuntamiento a que se pronuncie en este sentido y ejerza su papel de servicio público.

En paralelo, también solicitamos que el Ayuntamiento abra los espacios públicos de Granada como plazas, teatros, etc, -de manera igualitaria y sin que prime el ‘clientelismo’ político y sí la transparencia presupuestaria- a los promotores y agentes culturales que operan en la ciudad para celebrar actividades con continuidad que conviertan a Granada en un foco de atracción cultural y turístico a nivel nacional e internacional, tal y como han logrado el BAM en Barcelona o la Fiesta de Primavera en Murcia, por mencionar sólo un par de los numerosísimos ejemplos.

Granada en Off conmina otros cambios legislativos que criminalizan directamente a la música en directo, como la prohibición de acceso a menores a los locales con música en directo, y la permisividad con el resto que equivale a presuponerle la peligrosidad a la música en sí, no a la venta de alcohol ni a otros “peligros” propios de los bares. Es el momento de exigir cambio en la mentalidad y la dinámica administrativa del Ayuntamiento.

Casos como el del Festival Rock Zadín –un festival histórico a nivel europeo, gratuito, el orgullo del barrio que le da nombre y de la ciudad que lo alberga, que este año cumplirá su trigésimo tercera edición-, el de Pig Studios u otros muchos que dependen de las licencias que se tramitan en el Ayuntamiento, se topan con una burocracia que es usada como un arma para ralentizar o denegar las licencias antes que como un aliado que facilite su obtención. La administración local es un obstáculo antes que, como debería, un benefactor que allanara el camino a los emprendedores. Es el momento también de sustituir palabras como torpedear, criminalizar y multar por facilitar, apoyar y proteger.

El FESTIVAL DESENCHUFADOS pretende unirse al clamor generalizado para reivindicar la música en directo y defender la identidad de la ciudad de Granada. A los grupos participantes: AURORA, CHECOPOLACO, DR. MONTAÑEZ, LAGARTIJA NICK, LOS PILOTOS, MATILDA, NAPOLEÓN SOLO, NIÑOS MUTANTES, NEUMAN, PÁJARO JACK (Arturo, Jaime Y Dani), PPM, QUÄSAR, ROYAL MAIL, TONY PÉREZ, TOULOUSE y VÍCTOR SÁNCHEZ, se han sumado otros músicos, que, aunque no participen activamente, sí han manifestado su apoyo expreso, como J de LOS PLANETAS, MIGUEL RÍOS y LORI MEYERS.
El concierto será transmitido en directo vía livestream a través de la web de GRANADA EN OFF, www.granadaenoff.com
Las entradas para el “FESTIVAL DESENCHUFADOS”, que se celebrará el domingo 24 de febrero en el Auditorio Manuel de Falla de Granada, se podrán conseguir de manera anticipada en www.entradasgo.com, el punto de venta online oficial del ciclo y también en los diferentes puntos de venta físicos: Discos Marcapasos, Melgamusic, Discos Bora-Bora y Subterránea. El precio de la entrada será 6€ (anticipada + gastos de gestión) y 8€ (taquilla, si quedasen disponibles).

Gracias por vuestro apoyo y colaboración.

LA MÚSICA ES CULTURA, NO DELITO
www.granadaenoff.com

VN:F [1.9.22_1171]
Valora esta noticia
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Blue Captcha Image
Refrescar

*