Vetusta Morla termina la gira de “Mapas” y se toma un descanso sin fijar fecha de vuelta

Parece que fue ayer cuando devorábamos “En el rio”, el que fue primer single de “Mapas”, y no veíamos el momento de que llegase a nuestras manos todo el Lp completo. Ahora, 107 conciertos más tarde, después de haberles visto en multitud de festivales, viajar con ellos hasta Londres y leerles al otro lado del charco, toca poner el punto y final a esta gira.

Cuando por el mes de Agosto entrevistábamos a Guille Galván nos contaba que seguramente acabarían la gira de este disco en América, pero las circunstancias, el camino recorrido y las experiencias obtenidas, les han llevado a cerrar esta gira haciendo un resumen de todo lo que se ha podido ver en ella.

Cuatro citas en el Circo Price de Madrid en tan solo dos días, todo un reto que cumplió con las expectativas y en el que cada concierto era a su vez un repaso a las diferentes maneras de presentar sus temas que han tenido en esta gira de “Mapas”, dividiendo la actuación en tres partes bien diferenciadas:
– Set acústico
– Con la Orquesta Sinfónica de la Región de Murcia (OSRM)
– Y el clásico set eléctrico de la banda.

Con un recinto lleno por cuarta vez consecutiva y tras un pequeño vídeo en el que un ovillo giraba de lado a lado de la pantalla, representando las vueltas que ha dado la banda durante esta gira, Guille y Pucho se presentaban sobre el escenario de la manera más sincera posible: guitarra y voz, para interpretar así “Pequeño desastre animal”. En cuanto escuchamos la voz de Pucho nos dimos cuenta de que los tres pases anteriores habían causado cierta mella en el vocalista, pero el joven de la recién estrenada melena, no se amedrentó y con dotes de un experimentado cantante, mantuvo el tipo en todo momento y supo sobrellevar con gran nivel el concierto.

El cantante confesaba que habían dado tantas vueltas a las canciones durante esta gira, que ya no sabían qué versión tocaba interpretar en cada momento. Para esta parte acústica las elegidas fueron: la mencionada anteriormente “Pequeño desastre animal“, “Los buenos“, “Autocrítica“, “Al respirar” y “Mapas“.

Al finalizar esta primera parte solo hizo falta que se proyectara en la pantalla “Lorca, 11 de mayo de 2011” para que el público se arrancase en una sonora ovación mientras los músicos de la OSRM tomaban posiciones sobre el escenario.

Dirigidos por Virginia Martínez a la batuta, comenzaron con “Escudo humano“, uno de los temas que ya interpretaron en el concierto que ofrecieron conjuntamente con los chicos de Tree Rocks entre los meses de Mayo-Junio. La emoción a flor de piel viendo como disfrutaban tanto la orquesta como los chicos de Vetusta, sabedores ambos de que esta era posiblemente la última vez que subían juntos sobre un escenario, mientras se iban desgranando los doce temas que se interpretaban en este segundo acto.

Dos momentos especialmente simpáticos con la orquesta dieron muestra de la complicidad que había alcanzado este combo. El primero sucedió en el final de “Sálvese quien pueda” cuando Pucho corrió hasta la posición de la directora de orquesta para agitar sus manos alentando a los músicos. La falta de experiencia en estas lides, hizo que Virginia le cediese su batuta para acto seguido coger el brazo del inexperto director y bajarlo para dar la orden de fin a los músicos.

Vetusta - Pucho dirigiendo OSRM

La segunda vez que ocurrió algo parecido fue en un final de “Saharabbey Road“, que podía haber durado hasta el día siguiente con el público coreando el famoso “Lo,lo,lo,lo… lalalalalala” de no ser por Álvaro, que tuvo que subir a lo alto de la tarima de dirección para dar con el movimiento del mástil de su bajo la orden de “hasta aquí hemos llegado”.

La fiesta cada vez se desataba más, y a medida que se acercaba el final del concierto, tanto los Vetustos como toda la familia que les ha acompañado durante esta gira se deshacían en muestras de cariño y complicidad. Pucho se dio un paseo hasta los extremos del escenario para acercarse aún más al público y se metió entre las primeras filas de butacas ante el regocijo y asombro de los que allí se encontraban.

Otro vídeo en el que se mostraban todos los datos en números de esta gira como kilómetros recorridos, ciudades visitadas, cuerdas de guitarra rotas, cervezas bebidas y hasta los “esta noche no salgo” o los “anoche no debería haber salido”, daba paso a la parte eléctrica del concierto.

Un final de concierto apoteósico, con la presencia del amigo bidón sobre el escenario y sacando toda la artillería con cuatro últimos temas de relumbrón: “Lo que te hace grande”, “Valiente”, “El hombre del Saco” y “La cuadratura del círculo”. Sin duda uno de los mejores finales que hemos visto a estos chicos, dejándose llevar por completo y dando rienda suelta a toda la energía que les quedaba: Los técnicos de gira sacando al Indio de su jaula de metacrilato, Guille tumbado sobre el teclado, Jorge encima de la tarima que utilizaba la directora de orquesta sosteniendo el bidón cual mono en el planeta de los simios, Juanma sacando todos los sonidos posibles de su pedalera y Pucho girando demanejado al ritmo de la música por el escenario.
Sin duda toda una catarsis que bien se merecía un final de gira como el de Mapas. Estos chicos pueden gustarte o no pero verles en directo es todo un espectáculo digno de las grandes bandas.

Solo nos queda preguntar, ¿Cuánto durara el descanso de Vetusta?

Crónica – Miguel Chimeno (@MrChorusman)
Fotografías – Inma Lorente (@littleforespan)

Galería de fotos del concierto

Vetusta Morla - Jorge levantando el bidón

Sobre El Autor

Redacción A Coruña

Amante de la música de calidad en todos sus formatos.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Blue Captcha Image
Refrescar

*