Sala Joy Eslava – Madrid (09/02/2012). Son las 19:30  y como de costumbre llego tarde… en este caso la cita era en la sala Joy Slava para ver al Columpio asesino. El año pasado fue catalogado como mejor grupo nacional por la revista Mondo Sonoro y la curiosidad hizo que me acercase a escucharlos. Antes de su actuación tocaron Calimä ante un público que lentamente iba entrando en la sala o esperaba turno para dejar los abrigos en el ropero.

Después llegó  Dolores uno de los grupos revelación del año pasado dentro del panorama indie nacional. Al principio comenzaron tímidamente para afianzarse en el escenario tema tras tema sobre todo con su éxito Cortafuegos. De su “Disco póstumo“del que destacaría el tema  “Cocodrilos de marfilpor su estribillo pegadizo.

Le llegó el turno a  Bravo Fisher . Subió al escenario con su ukelele e hizo que el público se moviese a ritmo tecnopopacompañado por Daniel Prieto de Niño Burbuja. Sus temas tienen la intención y las ganas en el envoltorio pero dentro no encontramos ninguna sorpresa que entusiasme y el único tema  que tiene en castellano podía estar perfectamente guardado en un cajón hasta encontrarle un buen traje literario. Se encontró con problemas de sonido durante la actuación y más de uno se tapó los oídos ante ante los chirriantes acoples su guitarra acústica y el micrófono. Al menos, supo sobreponerse con gran estilo y tablas.

Lo que no acaba de convencer son las programaciones que acaban y se entrelazan con demasiada brusquedad.
Para terminar la noche, El columpio asesino hizo que sus fans saltasen con los temas de su último disco “Diamantes“,  cuyo manido tema “Toro corearon en medio de un pogo que podría considerarse azucarado, infantil o incluso ridículo. Y es que cada vez que escucho la canción provoca en mi una sensación de vergüenza ajena y de patetismo existencial que me inunda de pies a cabeza.
Por otra parte el sonido fue rotundo, elaborado y no tuvo fisuras de ningún tipo.

Por lo demás todo correcto, clones con el pelo de lado, gafas de pasta, chicas ridículas sacándose fotos en la zona VIP  ya de paso pues aprovecharon para llevarse las colonias que había de promoción,  gente hinchándose a canapés en la zona de prensa sin prestar atención a lo que ocurría en el escenario, y alguno  babeando al ver alguna famosa que se acercó hasta la sala, vamos ninguna novedad. 

María Novoa

Sobre El Autor

Redacción A Coruña

Amante de la música de calidad en todos sus formatos.

Artículos Relacionados

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Blue Captcha Image
Refrescar

*